Sociedad y lenguaje: Chamuyo Nihongo ¿Cómo coquetean los japoneses?


El calor despierta las hormonas de todos los seres vivientes. Sin embargo no es mi objetivo convertir el siguiente artículo en una clase de endocrinología, más allá de que pondré a disposición una serie de consejos certeros para conquistar el corazón de su (o sus) pretendientes.

Aclaro: las frases que acompañaran la nota solo están probadas en muchachos nipones, por lo que no aseguro el éxito de su empresa amorosa si las ponen en practica en corazones latinos.

Y si de latinos tenemos que hablar, obraré en los siguientes párrafos como moderador de emociones y veedor de chamuyo.

Es preciso antes de continuar aclarar un concepto clave en esta inteligencia de conquista: el chamuyo. Esta palabra tiene su origen en el argot argentino denominado lunfardo (modo de hablar directamente relacionado con el tango) y refiere al acto o acción de conversar con una finalidad especifica: conquistar a la persona que nos gusta. Hay diversas variantes y modos de ejecutar el chamuyo y las técnicas a propósito de esta practica se multiplican. Hay un chamuyo que apela a la ternura, mientras que otro más sórdido y chabacano recurre a las propias sombras del lenguaje.

Las adorables japonesas que respondieron a esta encuesta no tienen toda esta argucia en mente y simplemente seleccionaron un par de frases infalibles que ellas consideran pueden complacer a sus novios, amigovios, amantes o simplemente a aquellos a los que le “arrastran el ala”.

Si alguna vez tienen la posibilidad de viajar a Japón o pasar un tiempo en ese país parece ser que estos consejos les resulten útiles para conquistar a ese muchachito de ojos razgados que tanto les atrae. Comencemos.

Cuando un chico hace algo (sea lo que sea), reaccioná con un sentido:Eso fue increíble !. De acuerdo a un joven de 20 años que prestó testimonio para esta encuesta, esta simple frase resulta muy atrayente para un chico, pues lo convierte en el centro de la atención y le hace creer que por ese momento es único, llenándolo de energía y vitalidad; incluso para declararte su amor.

Cuando comiences a salir con un chico, entre las primeras cosas que debes preguntarle es si tus mensajes de texto o mensajería instantánea le resultan molestos. Según un joven de 30 años, esto demuestra que la señorita en cuestión no es egoísta y no solo se preocupa por llenar la casilla de mensajes de su pareja, con toda la molestia que esto a veces significa. Con una chica como esa, sabes que podes vivir sin ningún tipo de drama o conflicto.

En el medio de una conversación animada, siempre es interesante largar un estamos en la misma onda/frecuencia/sintonía. De acuerdo a los adolescentes encuestados esta frase sirve para construir un lazo más fuerte entre aquellos que recién se conocen y sienten que tienen muchas cosas en común, redunda en confianza. Por supuesto que no es garantía de seguridad, pero prepara el terreno para un momento relajado en el que se puede dejar de lado la inseguridad propia de las primera citas.

Incluso si hace poco que están saliendo hay una frase que nos conmueve profundamente: Me gustaría tener hijos contigo. Si que sí, acá estás dando un paso más adelante, pero es una expresión de deseo que no necesariamente debe concretarse en el corto plazo. Solo la utilizas como un cumplido, según las encuestadas sentirá que es capaz de formar una familia y complacer con amor a la mujer que tanto le gusta. Hay diferentes formas de decirlo, distintos contextos, pero es sin dudas una de las frases en el TOP 5 de este articulo.

No siempre es necesario ir tan lejos y podes apelar a recursos más humildes. Cuando apenas conoces a un chico, su lugar de origen es uno de los primeros datos que se revelan. En Japón la pertenencia , el famoso “pueblo/ciudad del que provengo” es muy importante y las niponas saben sacarle provecho. Con un simple Supongo que es verdad; los chicos de X [reemplazar con el nombre de su ciudad] son Y [reemplazar con un halago pertinente]”, lograras una sonrisa inmediata de tu compañero; otro cumplido que da muy buenos resultados.

Podrán decir que todo esto es un idilio imposible de transmutar en la realidad, producto propio de la intoxicación cursi del anime, el manga y los doramas, pero como señalé anteriormente tiene su fundamento en un estudio empírico sobre el flirteo de las muchachas niponas y sus correspondientes noviecitos. Desde este lado del mundo por supuesto que es propia la adaptación cultural de estas simples frasotas, pero el intento lo vale. La cuota de inocencia y ternura nunca están de mas.

Creo que en el siguiente punto está la clave del asunto: la sonrisa. Los muchachos nipones consideran que una frase acompañada de una brillante sonrisa es todo lo que necesitan para que su corazón se llene con un poco más de alegría. Una sonrisa en el momento justo remarca los atributos de una mujer.

Tomar los pequeños errores de tu pareja con un gesto tierno, también contribuye a potenciar la confianza y hacer sentir mas cómoda a tu nueva conquista. Todos cometemos pequeños errores y se agradece cuando se reconocen y hacen caso omiso de ellos, tomándolos solo como un gesto de torpe ternura.

En los primeros momentos de flirteo, más aun si estamos en espacios públicos y en la compañía de otros, hay una frase que hace la diferencia: Por fin solos…. Si alguien pronuncia esas palabras mágicas delante de su candidato, descubrirá como sus ojos se iluminan, sus mejillas y orejas se ruborizan y el ambiente se tiñe de un tono particular. No es necesario que el mensaje sea tan explicito, pero según los jóvenes japoneses, es grato saber que una mujer se siente cómoda solo con su compañía.

Para concluir, cerramos con una perlita que siempre da buenos resultados: Te extraño. Si tu chico, aun si lo conoces hace tiempo, está ausente por el trabajo, la escuela o un resfriado traicionero, se sentirá muy bien al saber que tu extrañas su presencia. Por supuesto que esto tiene que ser dicho en un contexto de complicidad, pues la melancolía no tiene espacio en el inicio de una relación.

Hay mensajes que más allá de las barreras idiomáticas son similares y con posibilidades de traducirse en resultados idénticos. Quienes me leen hace un tiempo saben que privilegio el lugar de la mujer en la sociedad y me gusta cuando toman las riendas de la relación y a la vez conservan su encanto propio.

¿Coinciden con las chicas japonesas? ¿Cuál es tu frase de cabecera para robarle una sonrisa al chico que te gusta? ¿Te consideras una chica tierna?

Fuente: Rocket News Redacción: Hiroshi para XIAHPOP


Like it? Share with your friends!

Hiroshi

Colaborador de Xiahpop en temáticas culturales. Entusiasta del cine y la literatura asiática. Torpe ejecutor del «gaman», el arte japonés de la paciencia. Desde Argentina miro Asia con el objeto de rescatar de lo milenario todo aquello que reinterpretado a través de nuestras raíces latinoamericanas nos permita hacer una mixtura enriquecedora, un doble dialogo en el tiempo y el espacio