Corea del Sur y su plan exitoso contra el COVID-19

Día a día están bajando los casos de contagio por COVID-19 en Corea del Sur. Te contamos qué medidas están tomando para reducir la infección!3 min


Ante la llegada del coronavirus y su propagación mundial, el caso que más llama la atención es el de Corea del Sur. Desde el ingreso del primer caso al país llevaba acumulando miles de casos por día, pero finalmente logran más de una semana con bajadas significativas en la cantidad de contagios. ¿Cómo hicieron?

La paciente 31 y el movimiento Shincheonji

Para entender un poco más cómo se extendió el coronavirus en Corea del Sur, durante el comienzo de la epidemia se mantuvo contenidos los casos a un ritmo lento y un total de 30 personas. Sin embargo, la paciente 31 lo cambió todo. Esta persona pertenece a un movimiento religioso surcoreano llamado Sincheonji, se contagió mientras estaba de viaje en China y luego en su país asistió a varias reuniones aún habiendo manifestado síntomas, lo que hizo que el virus se propagara a rápida escala.

El mayor problema fue que el culto Shincheongji se compone por «mega iglesias» donde se reúnen miles de personas, y hay mucho contacto físico. Para un virus con este tipo de propagación, ¡fue el paraíso de cultivo! En tan solo un día surgieron 20 casos nuevos, y al día siguiente 70. Según se pudo comprobar por las autoridades, todos los casos reportados se trataban de miembros de Shincheonji o personas que habían estado en contacto con algún miembro.

El día 20 de Enero (que fue cuando surgieron estos 70 casos) se cerró la ciudad de Daegu, donde comenzó todo. Se le pidió a la población que no salga a la calle, se crearon bases militares y planes de contención. Este mismo día se le pidió a 9.000 miembros de Shincheonji que realizaran cuarentena estricta. El 22 de Enero, dos días después, de esas 9.000 personas en cuarentena ya había 1.621 personas con síntomas. Hace dos semanas, ya se habían superado los 2.000 casos.

Las acciones de Corea del Sur en base a las lecciones del pasado

Apenas se localizó el foco de la infección y a pesar de la poca colaboración del culto Shicheonji, la policía se encargó de entrar al templo principal y realizar pruebas a sus 245.000 miembros. En un país con tanta cantidad de gente, ¿Cómo es posible realizar tantas pruebas?

Por suerte, Corea del Sur tiene una de las empresas más grandes que se encargan de realizar test en el mundo, pudiendo procesar hasta 20.000 resultados por día, ¡Impresionante! Pero esto también se debe a la sombra del pasado y la tragedia que fue el MERS en 2015.

Si recuerdan, hace unos años hubo un brote del «Síndrome Respiratorio de Oriente Medio» o MERS, producido por otro miembro de nuestra querida famila de coronavirus. En ese entonces, Corea del Sur no quiso reflejar los números reales, ni tampoco contactarse con los posibles pacientes, ¡siendo que uno de los afectados había estado en una reunión con más de 1500 personas! Cuando esto salió a la luz, mucha gente ya había sido infectada e incluso 4 personas ya habían muerto.

Esta situación en ese entonces fue un escándalo total, por lo que en esta situación se ha tomado otra postura completamente diferente, donde primó la transparencia de la información y el uso de la tecnología para rastrear los posibles casos para aislarlos a tiempo.

Expansión coronavirus en Corea del Sur
Ejemplo gráfico de la expansión del virus en Corea del Sur. Cr:. Xataca

Los pasos realizados para contener la epidemia

Como comenté previamente, esta vez Corea del Sur actuó inmediatamente cerrando ciudades y ordenando cuarentena pero también decidieron brindar información transparente y exacta, y se basaron en la tecnología para ubicar los posibles casos.

Debido a que este foco de infección fue identificable desde el primer comienzo y se trató de un foco grande localizado, fue más fácil mantenerlo controlado. Se realizaron entrevistas a los miembros del culto para poder trazar sus pasos en los últimos días y poder encontrar a la gente con la que mantuvieron contacto. Usando la tecnología, se basaron también en los registros de tarjetas de crédito y cámaras de seguridad para saber en qué lugares compraron o en qué lugares públicos estuvieron para poder saber quiénes se encontraron en el mismo momento en los lugares de riesgo.

También han utilizado recursos para crear instalaciones temporales y realizar tests, y crearon una app que rastrea nuestros pasos a través de GPS y localiza nuevos focos de contagio. También han hecho que esta lucha se convierta en una lucha social, declarando «la guerra al coronavirus» y creando conciencia social para que las personas no salgan de su casa y tomen conciencia de los métodos de prevención.

Corea del Sur ofrece ayuda e información para los países que deseen utilizar este método, el cual parece un poco más viable que el de China, pero algunos lo tildan de un poco invasivo ya que se basan en cámaras de vigilancia y apps con GPS para localizar a los posibles infectados. Por el momento, los métodos utilizados parecen funcionar y día a día bajan la cantidad de infectados.

Fuente: weforum.org Imagen de portada: REUTERS| Redacción: Paula Fernández © 2020 Todos los derechos reservados a Xiahpop®