No leyeron mal el título. En los últimos tiempos, la seguridad alimenticia se ha vuelto un problema muy serio en China, ya que la venta de productos adulterados y/o contaminados no deja de crecer. A las anteriores denuncias por alimentos en malas condiciones se le suma un nuevo producto: las nueces falsas.

Los informes sostienen que  los vendedores ponen pequeñas porciones de cemento en el interior de las cáscaras  y las pegan, haciendo que se vean como las nueces reales. Además, el cemento se envuelve en papel para evitar movimientos y ruidos innecesarios al momento de ser compradas. No solo los vendedores deshonestos ganan con la nuez que sacan, sino que aumenta muchísimo el peso del producto. Vean el video que esta a continuación, que muestra las fotos de los productos adulterados y el proceso por el que los modifican:

Si bien la noticia es graciosa y bizarra, el tema de trasfondo es muy serio. La adulteración de alimentos y las falsificaciones de productos son constantes dolores de cabeza para las autoridades chinas.

Vía: WeirdAsianNews