Extrañas supersticiones coreanas que deberías conocer


Como en todas partes del mundo, Corea tiene sus extrañas supersticiones, muchas de ellas compartidas con Japón y China. Hay personas que no suelen darles demasiada importancia a estas cuestiones, otras se lo toman muy en serio.

Las supersticiones son importantes para entender la cultura de un país, que los asusta, que los preocupa e incluso sus comportamientos. Muchas de estas extrañas supersticiones las podemos ver llevadas al ámbito laboral, y en caso de que tengan intenciones de trabajar o estudiar en Corea deberían tenerlas en cuenta para comprender actitudes de sus colegas o compañeros.

Esta lista de extrañas supersticiones es acotada, solo son diez de las tantas que pueden llegar a encontrar. Muchas ya casi están en desuso y otras siguen tan vigentes como siempre. ¿Están listos para conocer los peores miedos coreanos y como evitarlos?

Conocimiento y comida resbaladiza

Extrañas supersticiones coreanas que debes conocer

¿Están por rendir un examen? Ni se les ocurra consumir un alimento resbaladizo como fideos o sopas. Si se escapa un alimento de los palillos claramente puede escaparse información importante y conocimientos de sus cabeza. Podemos evitar esta «desgracia» comiendo comida aglutinada o pegajosa como arroz.

Uñas y ratas satánicas

Extrañas supersticiones coreanas que debes conocer

«Ups… se me rompió una uña, voy a cortarmelas para emparejarlas». No lo hagan, y mucho menos de noche. Si dejan los recortes de uña esparcidos por el suelo, van a venir los ratones y comerse sus uñas ¿Saben lo que puede pasar si los ratones se comen sus uñas? Por supuesto, es lo que imaginan: los ratones se transformarán en humanos con sus formas y sus almas (pero malignos, obvio).

Silbidos fantasmales en la noche

Ya de por sí los silbidos son molestos y si son de noche dan miedito ¿Pero sabían que además de asustar a pobres humanos desprevenidos con sus molestos silbidos pueden estar llamando a las almas perdidas o serpientes ponzoñosas? Yo que ustedes no seguiría con esas bromas pesadas, un día pueden volverse en su contra.

El número 4 y la muerte

En varios países de occidente es el 13 «la mala suerte», por mis pagos el 17 es «la desgracia» y por el oriente el número maldito es el «4» que suena muy parecido a la palabra «muerte.» Sin exagerar, muchos edificios en Corea y Japón saltan del número 3 al 5 sin pasar por el 4, ese número con el que nadie quiere toparse…

La mudanza y los espíritus

Para esta no tengo tanta información, siempre es mejor preguntar a tu chaman amigo para asegurarte. Lo que aconsejan quienes saben de espíritus es que antes de mudarse deben asegurarse que por la zona del nuevo hogar u oficina no haya almas perdidas o malignas. Lo mejor es que la mudanza sea un día que llueva, si esta lloviendo con seguridad los espíritus desagradables se alejarán de ustedes.

Los zapatos y el novio que se escapa

¿Están pensando un regalito lindo para su oppa, hyung, noona, unnie o donsaeng? Que no sea un par de zapatos. Primero porque no le van a acertar con el número y el calce. Segundo porque es el principio de la mala suerte en una relación. Se dice que ese par de zapatos que regalaste es la excusa perfecta serán los que usará tu pareja para huir de tu lado. De todos modos me contaron una manera de contrarrestar esta horrible maldición. En caso de reciban zapatos del ignorante de tal maldición agradezcan pagando una parte de ellos así, técnicamente, ya no es un regalo sino una compra compartida. Si su pareja coreana les da dinero por sus horrendos y malditos zapatos acéptenlo, sus intenciones son buenas.

El ventilador asesino

Se dice que el mito fue propagado por el gobierno para ahorrar energía durante crisis eléctricas (¿Cómo no se le ocurrió a nuestro gobierno esta idea?). La muerte por dormir con un ventilador encendido se llama «Seonpoonggi samangseol» (literal «muerte por ventilador») y pasó de ser un par de casos aislados reales a una extendida superstición. Se dice que el uso del ventilador conlleva riesgos médicos como nauseas, parálisis e incluso asfixia. Si bien es cierto que a algunas personas con riesgo puede afectarles también es cierto que a otras les afecta más el aire acondicionado. Actualmente es más una superstición que algo científicamente probado.

La tinta roja en tu nombre es sangre

En la era Joseon, se usaba tinta roja para escribir los nombres de los fallecidos en el registro familiar. Por lo tanto si escribías el nombre de alguien en tinta roja y esa persona estaba viva tus intenciones no eran buenas: o lo estabas amenazando o deseabas su muerte. Hoy en día existen fibrones bonitos de todos los colores y no se usan los registros familiares pero la supersitición quedó así que si escriben un nombre coreano en tinta roja están siendo deliberadamente groseros. Sí, mejor elijan otro color, y no dejen marcado el nombre de sus oppas con sus fibrones rojos en el espacio público. Primero porque es vandalismo, segundo porque le están echando una horrible maldición. Si van a ser delincuentes juveniles no sean desconsiderados con la suerte de sus idols.

Los espejos también están malditos en Corea

Los espejos no son los mejores amigos de las maldiciones. Mientras en occidente la mala suerte comienza cuando se rompen (y dura 7 años) en Corea empieza cuando se ponen cerca de una puerta. Mucho más si esta frente a ella. Poniendo un espejo frente a la puerta estamos evitando que entre la buena suerte en nuestro hogar.

Lavarse el cabello o dejar escapar la buena fortuna

El Día de Año Nuevo se considera un nuevo comienzo. Los coreanos no suelen lavarse el cabello ese mismo día para no eliminar la mala suerte. La misma lógica se aplica a los estudiantes que antes de un examen no se lavan el cabello para no sacar sus conocimientos. Eso no significa que sean sucios, se sabe, no es bueno para tu cuero cabelludo lavarse la cabeza todos los días. Y si además me aseguran que justo el día que no lo lavo voy a tener suerte en el examen dejo esa grasita de mi cabeza un día más.

Incluso las más extrañas supersticiones tienen una lógica

Muchas de estas extrañas supersticiones provienen del origen chamánico de las creencias coreanas. Al igual que la mayoría de los países del lejano oriente muchas de estas supersticiones son utilizadas para enseñar lecciones, principalmente con los niños. Comparten origen con China (y naturalmente con Japón) porque originalmente los coreanos escribían en ideogramas chinos hasta la invención del alfabeto hangul.

Fuente: theculturetrip.com koreaboo.com | Redacción: Miki Farias © 2019 Todos los derechos reservados a Xiahpop®


Like it? Share with your friends!

Miki Farias

Fundadora de XIAHPOP. Escribo hace más de 10 años, productora de eventos, periodista, diseñadora y editora. No puedo vivir sin música, chocolate y café. Desde muy pequeña me gustó investigar sobre culturas diferentes a las mías y allí descubrí que mi lugar preferido del planeta esta bien lejos de mi casa. Amor infinito a Asia Oriental, intentando siempre mostrar las diferencias con respeto.