[Entrevista] Un argentino enseñando idioma coreano en Buenos Aires


Juan Pablo es argentino, su interés por la cultura coreana lo llevó a estudiar el idioma coreano. Su dedicación al estudio del idioma fue tan especial que dió sus frutos. Tras varios años finalmente se convirtió en profesor en los institutos de idioma más importantes de Argentina. Hoy nos cuenta como surgió esa pasión por Corea y lo que necesitas saber antes de embarcarte en el maravilloso mundo de Corea y su idioma.

Introducción al idioma coreano: http://xiahpop.com/alfabeto-hangul-nombre-en-coreano

¿Cuál fue tu primer acercamiento con la cultura coreana?

Siempre me generó curiosidad el Barrio Coreano que había en Buenos Aires, con sus carteles con letras desconocidas y bellas. Tenía ganas de entrar a conocer sus restaurantes y negocios.

En el año 2001 llegó a Argentina el videojuego Pump it Up a las salas de juegos. Ese juego de baile tenía muchísimas canciones coreanas y quedé enamorado de ellas.

Fue mi primer contacto con el pop coreano, y con algunos conocidos y amigos que hice de la comunidad coreana.

¿Qué te llevó a aprender el idioma coreano?

Quería saber qué decían las canciones del videojuego Pump it up. En esa época no existía YouTube, y la información sobre pop coreano era muy poca, solo de un par de páginas brasileñas.

Una amiga, hija de padres coreanos, me enseñó el hangul y algunas palabras básicas. Luego de unos años decidí inscribirme en el curso de verano del Instituto Coreano Argentino en el año 2006. Y luego continué las clases en el Centro Cultural Coreano hasta 2010 inclusive.

¿Qué fue lo más difícil y qué fue lo que más te gustó?

En primer nivel de coreano fui la nota más alta, por encima de los hijos de coreanos que asistían a aprender el idioma y cultura de sus padres.

Mi primera profesora, la fallecida Chu In-Kyoung, enseñaba muy bien y hacía actividades muy entretenidas como un bingo para practicar los números, y adivinanzas con preguntas en coreano. Aun así, me costaba leer con fluidez ya que el alfabeto coreano es totalmente distinto al del español o el inglés.

En mis primeros años pronunciaba bastante mal. También tuve dificultad con algunas conjugaciones y diferenciar los niveles de jerarquía.

¿Cómo empezaste a dar clases de coreano?

En 2014 me enteré por una amiga que el Centro Universitario de Idiomas estaba necesitando un profesor de coreano. Este instituto tiene una división en la cual envían a profesores de diferentes idiomas a enseñar en empresas. Les envié los buenos resultados de mi examen TOPIK y se concretó una reunión. Durante la entrevista me dieron un libro de coreano y me pidieron que en base a él improvise en quince minutos un plan de estudios para nivel uno.

Nunca había hecho nada parecido, pero tomé como base lo que había aprendido años atrás, y quedé contratado. Por cuatro meses enseñé el nivel 1 de coreano a mis primeros alumnos: empleados de una empresa calificadora de riesgos en la que había argentinos, un chino y un japonés. Y continuamos hasta el nivel 4 durante casi dos años en los que también enseñé a otros alumnos nuevos de la misma empresa, y a empleados argentinos de otra reconocida empresa coreana de artículos electrónicos.

inesperadamente también comencé a enseñar español a expatriados coreanos de esta empresa, tomando como anclaje el idioma coreano.

¿Qué satisfacciones te ha dado enseñar coreano?

A nivel personal nunca supe que me iba a gustar tanto enseñar el idioma, transmitir la pasión que tengo por el coreano a mis alumnos.

El poder despejarles las mismas dudas que yo tenía cuando empezaba se siente muy realizador. También me encanta ver como aprenden a escribir su propio nombre en hangul, y ellos mismos van aplicando lo aprendido en oraciones nuevas.

Por otro lado, en el instituto cada tanto vienen profesoras nativas coreanas que quedan gratamente sorprendidas por mis clases y el rendimiento de los alumnos.

Me gusta promover el idioma y la cultura de Corea, y el saber que estoy difundiéndolos bien realmente me llena de satisfacción.

¿Durante estos años, viste algún incremento en el número de personas interesadas en aprender coreano?

Cuando empecé a estudiar coreano en 2006 recién estaba llegando la famosa Ola Coreana en occidente. La explosión de artistas con canciones muy pegadizas como Super Junior, Wonder Girls, Big Bang, TVXQ, generó mucho interés y eso lo noté en mis últimos años cuando estaba estudiando el idioma.

En 2009 los cupos para estudiar nivel 1 de coreano en el Centro Cultural se agotaban en minutos. Cuando empecé a enseñar en la sede del Centro Universitario de Idiomas (además de las empresas) en 2016, mis primeras clases de nivel 1 tenían 25 alumnos cada uno. También enseño particular, y recibo muchas consultas por mes.

Hace unos años creí honestamente que el K-Pop sería una especie de moda pasajera y que la cantidad de alumnos empezaría a mermar, pero gratamente me doy cuenta que no fue así, y que el interés está más fuerte que nunca.

¿Qué motivaciones suelen manifestar los alumnos? ¿En qué suelen tener dificultades?

A diferencia de los cursos de otros idiomas en el instituto donde enseño, cuya mayoría de alumnos entran para aprender por cuestiones de trabajo, en coreano la gigantesca mayoría son mujeres promediando los 25 años que entran a aprender por curiosidad, motivadas por el pop coreano como me pasó a mí, otras por los k-dramas, y también para hacer amigos coreanos.

Otro sector grande son mujeres jubiladas apasionadas de la cultura oriental que encuentran en Corea un idioma y cultura muy interesantes. En mucha menor medida hay hombres también interesados por el K-pop o las artes marciales.

Quienes aprenden coreano por cuestiones de trabajo no suelen inscribirse por su cuenta sino que deben hacerlo porque es un requisito de la empresa donde trabajan, y aun así fueron relativamente pocos alumnos. Lo que los asusta un poco, además de tener que aprender un alfabeto nuevo, son los niveles de habla, y el temor a equivocarse cuando deben dirigirse a un superior. Pero los tranquilizo contándoles que en mi experiencia los coreanos no solo son indulgentes con quienes aprenden su idioma sino que se ponen muy contentos cuando ven a un argentino que aunque sea sabe presentarse en coreano. Eso les da un plus de motivación.

¿Qué consejos le darías a una persona que está pensando en estudiar el idioma?

El coreano tiene un alfabeto con menos letras que el nuestro, armar sus sílabas se vuelve muy intuitivo y las estructuras de las oraciones suelen ser más simples y menos confusas que las del español. Además no hay que conjugar verbos dependiendo de la persona. Hay que prestar atención a la pronunciación y a los niveles de habla, formales e informales.

Hay muchísimos estudiantes argentinos y coreanos que quieren ayudar así como miles de canciones geniales para escuchar, dramas para ver y practicar. Y créanme, si les toca un buen profesor, se van a divertir y va a aumentar su pasión por Corea.

Les dejamos las redes sociales de Juan Pablo, en donde pueden ver más información sobre él y sobre sus clases de coreano.

Entrevista: Estefanía Figueroa © 2019 Todos los derechos reservados a Xiahpop®


Like it? Share with your friends!

Estefanía Figueroa
Hola, me llamo Estefanía, como cinéfila, lo primero que me relacionó a Asia fue su cine, pero muy rápidamente me ví envuelta en una cultura hermosa, compleja y fascinante.