¡Mira los nuevos coches del “Tren Biblioteca”!


¿Qué mejor idea que viajar y leer a la vez? En Corea del Sur comprendieron a la perfección la afición de algunas personas a aprovechar el tiempo del viaje y relajarse dentro de las páginas de un libro y construyeron un “Tren Biblioteca».

El “Tren Biblioteca” o «Tren de la Lectura» ya se encontraba en circulación desde el 2016 pero ha sido reparado y renovado. Ahora cuenta con nuevos coches con un gran diseño y más libros para leer.

«Tren Biblioteca» previo a la renovación.

La línea de tren es Gyeongui Jungang y va desde la estación de Munsan en Paju hasta la estación de Yongmun en Yangpyeong recorriendo unos 124 kilómetros.

Los coches nuevos cuentan con imágenes de Monte Paektu, la isla de Jeju y otros lugares famosos en Corea del Norte y Coread del Sur en búsqueda de un viaje por la paz, siguiendo el mensaje que se está promoviendo entre los ciudadanos y visitantes.  

Relacionado – Corea a sala llena en la Feria del Libro 2019

En este tren se pueden encontrar más de 500 libros, máquinas expendedoras de libros y libros electrónicos.

Imagen del «Tren Biblioteca» renovado.

Dicho proyecto fue lanzado para promover la lectura de los ciudadanos de Corea del Sur y fue llevado adelante gracias al apoyo de Korea Railroad Corporation (Korail).

Relacionado – «Eleanor y Park»: del libro a la película

Se lo puede ver en funcionamiento tres veces durante la semana y cuatro los fines de semana.

Una gran idea en un país donde se logra el respeto por el transporte público y por aquello que le pertenece a todos. Ojalá, algún día, muchos países puedan disfrutar de un “Tren Biblioteca” como éste.

Fuente y fotos:  The Korea Bizwire; Universo Abierto| Redacción y traducción: Magali Solodovsky  | © 2019 Todos los derechos reservados a Xiahpop®         


Like it? Share with your friends!

Magalí Solodovsky
Vivo en Buenos Aires, Argentina. Mi mundo se basa en la literatura, los videojuegos, la música. el deporte, familia y amigos. Intento construir un planeta mejor en todos los aspectos posibles; aunque parezca imposible y haya mucho por hacer, no me doy por vencida.