Suicidio adolescente: una triste realidad de Japón

El pasado 10 de Septiembre, se celebró el “Día Mundial para la Prevención del Suicidio”, una oportunidad que se aprovecha para fomentar compromisos y medidas practicas para evitar los suicidios a lo largo del Mundo. En relación con esta temática, se dieron a conocer en los últimos días las cifras de suicidio adolescente en territorio japonés.

El número de estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria que cometieron suicidio en el 2011 se incrementó, pasando de 44 personas en el año anterior al escalofriaadolescentesnte número de 200, la cifra más alta en los últimos 25 años de acuerdo al testimonio del ministro de educación.

Cuatro de esos casos, todos ellos en la escuela secundaria, fueron el resultado de prácticas constantes de bullying. De hecho, dos de los casos que adquirieron más notoriedad en el ultimo tiempo- un joven de 13 años en Otsu, prefectura de Shiga y otro adolescente de 14 años en la preparatoria de Yatsushiro, prefectura de Kumamoto-, fueron causados por esta brutal practica que se extiende entre los adolescentes en etapa escolar, según dejaron entrever las autoridades de educación locales, más allá de que no se dieron mayores detalles.

Las razones para 115 de los casos- el 57.5% del total, siguen siendo desconocidas, pero los funcionarios del Ministerio no han sugerido que los suicidios que tienen como causa el bullying estén aumentando. Sin dudas, en este punto las declaraciones resultan algo confusas, ya que por un lado reconocen el problema, pero en informes posteriores ignoran las causas de su origen. La Agencia Nacional de Policía, sin embargo, reportó que duran el mismo año se suicidaron 353 estudiantes, un numero que supera ampliamente la cifra revelada por el Ministerio de Educación. El margen de diferencia se debe a que muchos de esos casos no fueron reportados por la policía al Ministerio, o la familia de las victimas ha preferido mantener en privacidad esa información.

Un dato curioso, pero que resulta alarmante, es que la mayoría de los jóvenes no presentaba características o comportamientos particulares antes de acabar con su vida, lo que revela una falencia en la sociedad japonesa al momento de detectar este tipo de situaciones. Como señalamos anteriormente, las causas de dichos actos permanecen en su mayoría ocultas o desconocidas, ascendiendo ese numero al 70% cuando se trata de estudiantes de primaria y secundaria.

El informe señaló también que el número de casos de bullying  detectados en las escuelas se acercan a los 70.000, marcando un descenso de casi 7.400 casos en relación con el año anterior. De todas formas, esta cifra no es del todo ilustrativa, ya que el acoso ha variado radicalmente la forma en la que se manifiesta, siendo el acoso virtual o vía celular difíciles de detectar. La cifra se integra con 33.000 casos en la primaria, 30.000 en las secundarias y algo más de 6.000 casos en la preparatoria.

No son números ni casos que nos guste relatar, pero la realidad está ahí y es imposible ignorarla. Ya hemos tratado en el sitio este tipo de problemáticas, y no hacemos mas que dar cuenta de un fenómeno que parece reproducirse en diversos países desarrollados, teniendo en Corea también un número que resulta alarmante. Tan solo resta esperar que ese tipo de situaciones sean controladas con el paso del tiempo, y la sociedad evolucione en un sentido que no lastime a aquellos más jóvenes, quizás los mas vulnerables.

Via: Japan Times



Amante de la literatura, el cine y todo aquello a través de lo cual se sublime la condición humana. Mirando a Asia pero con los pies firmes en Latinoamérica.


A %d blogueros les gusta esto: