“The Basement Satellite”: Del sótano a las estrellas

Una de mis aspiraciones de pequeño era mudarme a una casa con sótano, un sueño tan simple como absurdo. Alimentado por las películas de Hollywood y las historias que veía en la TV, suponía que en ese lugar misterioso de la casa radicaba la magia. Pasaron los años, cambie de casas y ninguna de ellas me concedió la gracia de ese ambiente subterráneo, pero no me doy por vencido. El que tampoco se da por vencido es el protagonista de “The Basement Satellite” (망원동 인공위성), un documental del año 2013 que llega esta semana a la cartelera comercial.

Song Ho-joon es un artista plástico que ha transitado principalmente por el camino de la experimentación visual y multimedia. Definido por algunos como un científico amateur, hace unos años se puso un objetivo muy claro: hacer un satélite y enviarlo al espacio. Esta idea tan loca como audaz comenzó a tomar forma en su estudio, un enorme sótano ubicado en Mangwon-dong y siguió creciendo en el marco de OSSI (Open Source Satellite Initiative), un proyecto colectivo destinado a promover este tipo de iniciativas.

Para financiar su proyecto y reunir los 100 millones de won de presupuesto necesario, Song puso a la venta 10.000 remeras alusivas y puso en marcha una serie de eventos culturales y conciertos. Casi como un artesano, pasó días y noches en su taller dando forma a su sueño, soldando pequeñas piezas, dibujando diagramas, haciendo ajustes y cálculos. El documental pone foco en este trabajo y nos permite acompañar al artista a lo largo de todas esas jornadas donde la ilusión del satélite terminado convive con la desazón de las peripecias económicas, las trabas burocráticas y la desconfianza de los escépticos.

Nada mejor que las palabras de Song Ho para entender un poco más la motivación detrás de este ambicioso sueño: “Después de 3 años de investigaciones y un año de experiencia en ingeniería satelital, encontré la posibilidad de lanzar y operar un satélite personal a un precio razonable. Mi experiencia como artista, también me llevó a buscar la manera de integrar el proyecto satelital en un contexto cultural de apertura y arte”. Más adelante es aun más categórico respecto a su anhelo: “Es tiempo de tener una conexión privada con el Universo”.

Investigando sobre el documental, caigo en la cuenta de que este muchacho anduvo por mi ciudad hace unos años promocionando su iniciativa en un festival de diseño, aun cuando su proyecto todavía estaba en etapa de desarrollo. Es increíble como una idea gestada en la intimidad e un sótano lo trajo incluso al otro lado del mundo a exponer su proyecto frente a un auditorio seguramente sorprendido por el desafío. Tendremos que ver el documental para saber si Song Ho logró su cometido, pero sin dudas la verdadera riqueza de la película está en dar testimonio de ese proceso creativo.

Fuente: HanCinema.net + OpenSat.cc / hiroshi@xiahpop.com



Amante de la literatura, el cine y todo aquello a través de lo cual se sublime la condición humana. Mirando a Asia pero con los pies firmes en Latinoamérica.


XiahPop
A %d blogueros les gusta esto: