China: Una nueva atracción promueve el “turismo rojo”

En 1962, con el objetivo de difundir el espíritu de “guerra de resistencia” (contra Japón), el Partido Comunista Chino realizó la película “Mine Warfare”, filmada en la ciudad de Haiyang, provincia de Shandong, convirtiéndose en un hito dentro de la cinematografía propagandista. A tono con el gradual crecimiento del turismo rojo, que involucra temáticas relacionadas con eventos históricos de la China comunista, las autoridades de Haiyang decidieron hacer una gran inversión de dinero y recursos humanos para hacer de la ciudad un destino turístico inspirado en ese clásico del cine chino, llegando al punto de contratar actores para que representen las escenas más distintivas del film.

 

La locación en cuestión está ubicada a 10 km de la ciudad y ocupa un área total de 4000 metros cuadrados, con una inversión total que superó los 270 millones de yuanes. El lugar fue elegido como “Sitio de Educación Patriótica de la ciudad de Yantai”, “Sitio de Educación para la Juventud”, “Sitio de Entrenamiento del Partido” y “Sitio de Turismo y Cine de la provincia de Shandog”, todas menciones que amortizan el gasto público realizado para este enorme proyecto turístico.

Según datos oficiales, el año pasado el Ministerio de Asuntos Civiles invirtió 2.8 mil millones de yuanes en la construcción de monumentos inspirados en la Revolución, estimulando el turismo patriótico y fortalecer así el “espíritu rojo” propio del Partido, especialmente en las generaciones mas jóvenes. En el caso de esta atracción, podemos encontrar un total de 40 construcciones, todas ellas modeladas de acuerdo a la época de la Resistencia, incluyendo dibujos propagandísticos y slogans políticos cubriendo las paredes.

 

 

Los actores que participan del proyecto generalmente no son profesionales, sino que son jóvenes que provienen de las academias de artes marciales de Shandong, Hebei y Henan. Cada uno de ellos recibe una paga mensual que oscila entre los 3000 y 4000 yuanes, siendo un joven de 16 años el más pequeño de la “tropa”. Las atracciones necesitan extras, y es por eso que se recurrió a los habitantes de las vecinas ciudades, quienes luego de un entrenamiento básico de actuación logran cobrar alrededor de 10 yuanes por cada presentación. Normalmente hay una función por la mañana y otra por la tarde. El tour también permite comer en un restaurante temático, donde la propaganda del Partido Comunista está tan presente como en el resto del parque.

Durante cada show, los actores usan equipamiento profesional para realizar las escenas de riesgo y cuentan con un verdadero arsenal de efectos especiales a su disposición. Así vemos a soldados del Ejercito Rojo volando por los aires y atacando al enemigo con las más variadas técnicas de lucha, siendo los combates mano a mano los que más divierten a los espectadores. Es en este punto donde el patriotismo se lleva al extremo, convirtiendo a los protagonistas en verdaderos personajes del wuxia, género cinematográfico donde predominan las luchas de fantasía.

El museo de cera es también una de las atracciones más populares de “Mine Warfare”, pues los visitantes entran en contacto directo con escenas de la película, momentos inspirados en los hechos históricos vinculados al relato oficial. Quienes la visiten encontraran también la infaltable tienda de regalos, donde podrán adquirir distintos souvenirs que siguen con la temática del parque. En todos los países se realizan este tipo de proyectos, generalmente con el objetivo de generar conciencia histórica en los ciudadanos, pero como siempre ocurre en el gigante de Asia, todo se hace en proporciones faraónicas.

Fuente: ChinaSmack.com / hiroshi@xiahpop.com



Amante de la literatura, el cine y todo aquello a través de lo cual se sublime la condición humana. Mirando a Asia pero con los pies firmes en Latinoamérica.


XiahPop

XiahPop

A %d blogueros les gusta esto: