Tal vez tenga razón pero lo más probable es que el contexto no sea el adecuado para el reclamo. Incluso debe prepararse porque puede ser sancionado.

El jugador Jong-woo Park hizo una proclama política tras finalizar el partido de fútbol por el tercer puesto contra Japón que en definitiva terminó adjudicándose el equipo surcoreano por 2 contra 0.

Jong-woo Park exhibió una pancarta hecha a mano en la que se podía leer «Dokdo es nuestro territorio». Ese día el presidente surcoreano, Lee Myung-bak justamente estaba visitando las islas que los coreanos llaman Dokdo y los japoneses Takeshima.

El jugador coreano se expone a una sanción por violar la carta olímpica que en su capítulo 5 explica que «ningún tipo de manifestación ni propaganda política, religiosa o racial se permite en los sitios olímpicos, instalación u otro lugar».

Esos islotes, que Japón reclama desde los años 50, están bajo bandera y soberanía surcoreana desde 1954 pero los reclamos de ambos territorios son constantes. Las pruebas históricas de ambos países para probar a cual pertenece se refutan los unos a los otros.

Actualmente pertenecen a la provincia de Gyeongsang del Norte, Corea del Sur, esta vigilada por el ejercito, tiene solo 2 habitantes coreanos y es promovida para el turismo por el gobierno de Corea del Sur debido a su diversidad de fauna y flora y como reserva natural.

Fuente: Reuters (foto) + Yahoo.com.ar + XiahPop