La popularización del trabajo de streamers en China ha llegado a ser un medio de vida para muchas mujeres, pero que no escapa de tener un lado mucho más complejo relacionado con la explotación de la imagen.

China tiene varias plataformas de streaming (páginas dónde se transmite en vivo, tales como Twitch), entre las más conocidas categorizadas dentro de «entretenimiento» se encuentran KK, Momo, Huajiao, Inke, etc. La popularización de éste tipo de páginas y aplicaciones se remonta al año 2006. Ha ido creciendo con el paso de los años, llegando a unos 456 millones de espectadores para el año 2018 y sumando unos 4.4 mil millones de dólares estadounidenses ese mismo año.

Mujeres streamers en China

Alrededor del 70% de los/las streamers que crean contenido diariamente en éstas plataformas son mujeres de entre 16 y 26 años y utilizan el término hostess (anfitriona en inglés). Muchas de ellas hacen de esto su medio de vida, ya que sus espectadores son hombres que les donan dinero. Estas donaciones pueden ser simplemente «un cumplido a la streamer», una forma de llamar su atención o hacer pedidos especiales (como que ropa usar o mensajes que le puede decir).

Recomendado: Casos resonantes que revivieron el movimiento #MeToo en Corea del Sur

El gobierno chino ha prohibido el material explicitamente sexual en éstas plataformas, a las streamers extranjeras o hablar de política. Las cuentas que violen esta norma son borradas y eso genera una gran perdida de seguidores y, por lo tanto, de dinero. Por lo que las hostess muestran su vida diaria, cantan, bailan, hablan con el público, comen, cocinan, coquetean con sus seguidores, hacen bromas y cualquier tipo de actividad que entretenga a los usuarios.

¿Qué hace un streamer en China?

El trabajo de una streamer en China comienza muy temprano por la mañana y termina muy tarde por la noche. Aunque el momento en que está en vivo dura unas 5 o 6 horas aproximadamente. La preparación previa es muy exhaustiva, ya que deben maquillarse, preparar el cabello, elegir la ropa, tener a mano los artefactos necesarios, armar el set, mantener activas sus redes sociales (subiendo fotos y respondiendo comentarios), entre otras preocupaciones. Además, los seguidores buscan mujeres jóvenes, que actúen como niñas, que tengan tonos de voz altos, por lo que muchas actúan de ésta manera para atraer a más usuarios. Alrededor del 5% de las hostess gana más de US$1500 al mes, mientras que la gran mayoría logra unos US$15.

Algunas streamers ofrecen citas o datos personales a quienes den las donaciones más grandes. Algunos de éstos usuarios también aprovechan su gran donación para pedir fotos desnudas, mensajes sexuales, entre otras cosas.

Recomendado: [Opinión] La controvertida imagen de los idols japonesas

República Popular del Deseo

Shen Man es una hostess que se volvió viral por sus habilidades de canto y su coqueteo con el público. Era una enfermera que, tras varias complicaciones económicas, decidió formar parte de éste mundo del streaming.

Trailer del documental People’s Republic of Desire

En el documental People’s Republic of Desire cuenta que suma unos US$40.000 al mes y que sus seguidores pueden escribirle mensajes del tipo «Sos una diosa» hasta «¿Qué tan grandes son tus pechos?» explicando que ella ignora los mensajes con contenido sexual y que forman parte del día a día de una streamer promedio.

Diaosis y Tuhaos, diferentes tipos de espectadores.

El 70% de los espectadores son hombres de menos de 30 años. El término Diaosi (pelo púbico, literalmente) se utiliza como un sinónimo de «perdedor», y es la palabra con la que se denomina al usuario promedio que ve diariamente streamers.

El hombre chino promedio trabaja unas 10 horas diarias, cuida de sus padres y no puede comprar una casa, por lo que la soledad es quien reina en su vida y su forma de escapar de ésta es con el acompañamiento de éstas chicas que hablan y coquetean con ellos a través de internet. Éstos hombres donan dinero y les envían regalos a las streamers para llamar su atención, pero ellos sólo representan una pequeña parte del ingreso de las hostess, ya que la mayoría lo aportan los Tuhaos.

Recomendado: [Opinión] Las mujeres en la industria del K-pop

Éstos son los usuarios con gran cantidad de dinero disponible para gastar en streamers. Algunas de las más populares han declarado recibir donaciones de hasta US$2000 de una vez. Éste acto genera un gran agradecimiento y festejo por parte de la streamer y envidia entre los diaosis (ya que las donaciones son visibles en la pantalla y todos los espectadores pueden verlas). En algunas ocasiones, los tuhaos piden a las hostess salir a una cita como agradecimiento por una gran donación.

Un usuario bajo el alias de «Scotlwhite» admitió haber gastado unos US$300 en una sola noche dividido entre 4 streamers.

Es vanidad, muestras que eres rico y llamas la atención de la hostess

Otro espectador con el nombre de usuario «P13» explica

…cuándo hay más de 10.000 personas conectadas al chat de la hostess enviando mensajes, quieres llamar su atención, por lo que una donación que aparezca en su pantalla es la mejor forma.

La fantasía del amor y la amistad.

Muchos consumidores de streamers en China consideran a las hostess como amigas o incluso novias, ya que comparten con ellas su tiempo libre, sus pensamientos, sus gustos. Esto genera una fantasía en la cual consideran al personaje de la streamer real y si el usuario sabe algo de la vida privada de la streamer puede generar un descontento muy grande y, a partir de esto, perdida de dinero. Por lo que las hostess ocultan gran parte de su vida, por ejemplo, si tienen alguna relación sentimental, si tienen otro trabajo, etc.

Se ha sabido de un gran número de streamers que han tenido que abandonar el mundo del livestream ya que han perdido a todos sus seguidores porque se hizo pública su relación con su novio, por ejemplo.

Recomendado: Corea lucha contra el molka: «¡Mi vida no es tu porno!»

Una de las estrategias que usan las streamers para generar este sentimiento de cercanía es filmar en su propia habitación o, en el caso de las agencias, crear escenarios que parezcan habitaciones de chicas.

Agencias para streamers

Algunas streamers en China, para llamar la atención de tuhaos y ampliar su base de diaosis, deciden trabajar con alguna agencia. Éstas agencias toman un porcentaje de las donaciones a cambio de algunas facilidades para las hostess, como el maquillaje, entrenamiento o equipamiento.

En el documental People’s Republic of Desire que explica esta situación, se puede observar a un manager de una agencia diciendo que las streamers no tienen que tener algún talento en particular, solo necesitan ser leales y dedicadas a sus fans quienes eventualmente se convertirán en generosos patrocinadores. 

Las agencias animan a las streamers a salir en citas con sus seguidores más adinerados y a aceptar regalos muy caros, así pueden seguir captando la atención y el dinero de éstos usuarios.

Fuentes: Documental People’s Republic of Desire (2018) Amazon | Borak, Masha (2019) Why do people in China spend so much on live streamers? Abacus. | Hallanan, Lauren (2018) Top 5 Chinese Live Streaming Platforms You Need to Know in 2018. Medium | Ruether, Traci (2020) Live Streaming in China: A Look Inside the Multi-Billion Dollar Industry. Wowza. | Torres, Libby (2018) The Weird and Disturbing World of Chinese Livestreamers. Dig Deeper | Walsh, Matthews (2018) Inside the Dystopian Reality of China’s Livestreaming Craze. Sixth Tone | Wolters, Claire (2019) Asia’s live-streaming industry promises intimacy. So why are users so lonely? National Geographic. | Yang, Peter (2018) A Primer on China’s Live Streaming Market. Medium | Redacción: Rebeca Flores Nievas ©2008-2020 XiahPop | Todos los derechos Reservados | All Rights Reserved