Reglas increíbles que la gente debe seguir en Corea del Norte

Todos los países tienen regulaciones pero las de Corea del Norte llaman la atención por su extravagancia y el extremo control de la población que estas implican.

La República Popular Democrática de Corea (RPDC) o Corea del Norte es el país con mayor cantidad de personal militar y paramilitar. Corea del Norte fue dirigida por Kim Il Sung desde 1948 hasta su muerte, el 8 de julio de 1994. El 8 de octubre de 1997, su hijo Kim Jong Il fue elegido por la Asamblea Suprema del Pueblo como Secretario General del Partido del Trabajo y en 1998 como presidente de la Comisión Nacional de Defensa. El 17 de diciembre de 2011, Kim Jong Il falleció mientras realizaba un viaje en tren. Su hijo, el joven Kim Jong Un, quien fue designado heredero del Gobierno el 28 de septiembre de 2010, asumió las tareas de jefe del Estado y lo sigue haciendo hasta el día de la fecha.

La mayoría de estas extrañas reglas tienen como objetivo elevar a Kim Jong Un (y sus ancestros) al estatus de figura “casi” divina. Lo que sorprende es que durante tantos años hayan logrado mantener a la población bajo la linea, ya que la mayoría de estas reglas fueron impuestas por el abuelo y el padre de Kim Jong Un.

Solo se permiten unos pocos cortes de cabello y peinados aprobados por el Estado

Hay 18 peinados aprobados por el estado de los cuales las mujeres pueden elegir, y 12 opciones para los hombres. Los hombres deben mantener su cabello de menos de cinco centímetros de largo. El gobierno ha ordenado a las mujeres casadas que se corten el pelo, pero las mujeres solteras pueden usar el cabello un poco más largo. Y el peinado de Kim Jong-un, famoso en todo el mundo, no es un peinado permitido en Corea del Norte para nadie más que para él.

No se puede sonreír el 8 de julio

Kim Il-sung, el padre benevolente de la Nación (abuelo de Kim Jong Un) murió un 8 de julio de 1994 y es día de luto nacional. Ese día del año esta prohibido sonreír en público, hablar ruidosamente, mascar chicle o hacer cualquier tipo de bullicio. Cualquier actividad perturbadora del luto puede ser penada por la ley.

Se necesita un permiso del gobierno para vivir en la capital

Para aquellos que desean vivir la modernidad de Pyongyang no es tan sencillo como arriesgarse y mudarse. La ley prohíbe a los ciudadanos vivir en Pyongyang sin el permiso expreso del gobierno. La ciudad está poblada por partidarios de la línea dura del partido gobernante, militares y la gente de la elite. Existen controles en toda Corea del Norte para evitar que los norcoreanos se muevan libremente y sin permiso hacía la Capital.

El voto es obligatorio y una forma de controlar detractores

En Corea del Norte, un país que rechaza los ideales democráticos, los ciudadanos no tienen otra opción que ir a las urnas. Cualquier ciudadano mayor de 17 años de edad está obligado por ley a votar. Es una forma de que el gobierno monitoree a la población. El gobierno verifica la lista de votantes y si su nombre no está en la lista, lo investigarán. A menudo, durante las elecciones, el gobierno se entera de los desertores.

El gobierno controla los canales de televisión

Toda la programación está estrictamente controlada por el gobierno en Corea del Norte, solo funcionan cuatro canales de televisión oficiales. La Televisión Central Coreana, anuncia todas las noticias estatales y cuenta con el equipo de transmisión más avanzado de los cuatro canales; dos canales educativos; y un canal de deportes. Los hoteles de Pyongyang que ofrecen hospedaje a diplomáticos y viajeros extranjeros en ocasiones emiten canales propiedad del gobierno chino.

Los ciudadanos son organizados en un sistema de castas

 

Cada ciudadano en Corea del Norte cae en una de las tres clases principales. La clase “básica” es la elite del país e incluye a Kim Jong-un, sus confidentes más cercanos y sus parientes. La clase “núcleo” representa a la mayoría de los residentes del país y está compuesta por “familias de artesanos, comerciantes, los repatriados de China e intelectuales educados bajo el dominio japonés”. El escalón más bajo en la escala pertenece a la clase “hostil”, que incluye aquellos que el gobierno ha considerado enemigo del estado. Muchas de estas castas son vestigios de los resultados de la Guerra de Corea de la década de 1950 (que todavía está en curso). Las castas dictan lo mucho que se les permite moverse y hacer durante toda su vida dentro del régimen restrictivo.

Si cometes un crimen, dos generaciones de tu familia son castigadas

La norma establece que después de que el gobierno declare culpable a alguien de un delito y lo envíe a un campo de trabajos forzados, toda la familia del delincuente será secuestrada y enviada a los campos de trabajo también. Además, las siguientes dos generaciones de la familia que nacen y se crían en el campo, se quedan allí durante toda su vida. Los miembros de la familia y los descendientes no han cometido un delito técnicamente, pero su culpabilidad proviene de su asociación y relación con su pariente convicto. Esta es una manera de mantener la delincuencia en cero y garantizar que todos los norcoreanos cumplan.

No se pueden realizar llamadas internacionales

Los ciudadanos no pueden hacer llamadas internacionales. Los teléfonos celulares son permitidos en Corea del Norte, pero también están meticulosamente regulados, solo pueden hacer llamadas nacionales. Si alguien es sorprendido haciendo una llamada internacional (generalmente en un teléfono celular chino del mercado negro), podría ser ejecutado.

Todos los que intenten escapar son enviados a campos de trabajo o ejecutados

Quienes son atrapados intentando desertar son enviados rutinariamente a campos de trabajo forzado y, a menudo, ejecutados. Y como es el caso con muchas leyes de Corea del Norte, los que son atrapados no son los únicos castigados: sus familiares y parientes también enfrentan penas severas.

Internet es estrictamente regulado

Students from Pyongyang Secondary School No. 1 work on laptops as their teacher lectures ||| Photo by @siegfried_chu

Una publicación compartida por Everyday DPRK (@everydaydprk) el

Si la información del mundo exterior llegara a manos de los norcoreanos promedio, podría provocar una revolución que pondría en peligro el reinado de Kim y alteraría las vidas de todas las personas en el país. Como resultado, el uso de Internet está estrictamente regulado y controlado. Las únicas personas a las que se les permite el acceso a Internet suelen ser los funcionarios del gobierno y los que tienen permiso especial. Un informe de 2016 indicó que solo hay 28 sitios web activos actualmente permitidos.

Solo se puede adquirir y manejar un auto con permiso del Estado

Solo los funcionarios masculinos del gobierno pueden poseer un automóvil y obtener una licencia para conducir. Las compras de automóviles privados, sin embargo, están aumentando. Los propietarios de automóviles han estado registrando sus autos como pertenecientes a agencias gubernamentales como una forma de burlar la ley.

No se permiten religiones en Corea del Norte

No se permite ninguna religión dentro de las fronteras de Corea del Norte. Si bien hay algunas iglesias aprobadas por el estado en Corea del Norte, el consenso general es que estas casas de adoración no se usan realmente con fines religiosos son simplemente para mostrar la “libertad” que tienen los norcoreanos. Si los ciudadanos son sorprendidos con una Biblia o cualquier otro libro religioso pueden ser enviados a campos de trabajos forzados o ejecutados.

Fuentes e Imágenes: Ranker.Com/KoreaBoo.Com/Wikipedia



Soy fundadora de XiahPop. Amo la música, probar comida, aprender de otras culturas, escribir, leer y sacar fotografías. Diseñadora y editora por oficio y elección. Fanática de los dulces y cat-lover. Me gusta también cantar, pintar y dibujar (aunque lo haga maso). Me indigno fácilmente con la injusticia, el acoso, la desigualdad y la discriminación. Y lo expreso con vehemencia. Me afectan poco y nada las críticas así que digan lo que digan voy a seguir durmiendo (amo dormir aunque lo haga poco).


XiahPop
A %d blogueros les gusta esto: