[Historia] Del Feudalismo a su Constitución “Un nuevo Japón”


Para crear un nuevo mundo hay que destruir el anterior. Japón siempre se ha caracterizado por lograr mantener sus aspectos tradicionales y a su vez realizar grandes cambios para lograr el progreso.

El abandono de su estructura feudal le permitió relacionarse con el resto del mundo y mantener un orden interno, esto fue a través de la adopción del sistema institucional occidental. Siendo el primer país de oriente en poseer una constitución moderna pero manteniendo la figura del Emperador.

Creditos:desktopwallpaperhd.net

Los cimientos de un país

Creditos: University of Oxford

La Constitución Nacional de un país fundamenta y describe el sistema político que poseé un país. Es en sí misma la norma fundamental sobre la que se sustentaran las formas administrativas del Estado, los derechos  y obligaciones de sus ciudadanos.

La manera en que una sociedad interpreta el orden y el conflicto están reflejadas en las instituciones políticas que la regulan, y moldea las relaciones que ese país tendrá con otros.

A través de la Constitución Meiji de 1889, Japón que hasta ese entonces no poseía un ordenamiento jurídico moderno, se constituyó como una monarquía constitucional con el Emperador soberano en la cúspide (Kokutai) y la pirámide de gobierno (Seitai), siendo la primer constitución aprobada en Asia Oriental.

Creditos:University of Oxford

Los primeros pasos hacía Occidente

La Restauración Meiji (1868-1912) marcó el fin de la época feudal de los samuráis en Japón (1185-1868) y dió inicio a la apertura al mundo occidental, luego de una profunda crisis política y social en la que se había subsumido el país.

El proceso de reforma sentó las bases de la identidad nacional y la base de la soberanía del Emperador.

Al igual que Roma, en la transición de la Monarquía a la República (siglo VI a.C.), envió a tres embajadores romanos a Atenas con la orden de estudiar las célebres leyes de Solón.

Para lograr relacionarse con Occidente, Japón envió investigadores y personas del gobierno para conocer el funcionamiento de las instituciones de otros países.

Se les atribuye especial importancia a tres hombres, que tuvieron un rol fundamental en la transformación del Estado japonés.

El nuevo Japón
Las bases del mundo moderno(University of Oxford)

Iwakura Tomomi

Fue en carácter de Embajador del gobierno Meiji, contando con un equipo de más de 150 personas que incluía, estudiantes, administradores investigadores y ministros.

Sus viajes por Europa incluyeron entre otros países a Gran Bretaña, Francia, Bélgica Holanda, Alemania, Dinamarca, Suecia, Austria, Italia y Suiza.

Luego de dos años regreso a Japón con la firme determinación de que había que realizar un cambio en el sistema político para lograr fortalecer la posición de su país  en la esfera internacional.

World Banknotes & Coins

Itô Hirobumi (1882)

Viajó para estudiar los sistemas constitucionales de Europa y su estancia duró dieciocho meses. Sus principales maestros eran prusianos y austriacos, destacando el jurista alemán Rudolf von Gneist que le ilustró sobre el diseño de la constitución prusiana y que tanto influiría en la japonesa.

También se destaca su relación con  Lorenz von Stein quien fue su mentor en materia constitucional.

Creditos :World Banknotes & Coins

Yamagata Aritomo(1869)

Otro de los “padres de la Constitución Meiji” y militar de alto rango a las órdenes del gobierno japonés, fue influenciado fuertemente por las ideas políticas y castrenses de Prusia, que sirvieron para modernizar el Ejército Imperial de Japón.

Un nuevo Japón: 

Cada uno de esos aportes le imprimieran a la primera Constitución japonesa sus atributos, logrando adaptarla a las necesidades propias de su país.

El Emperador por su autoridad divina y humana es el jefe del Imperio, en el que se concentran la soberanía nacional y los poderes del Estado Moderno.

Este sistema que utilizó una forma democrática, en realidad estuvo más cercano a una monarquía absoluta europea, con una burocracia centralizada y un poderoso ejército al estilo prusiano, y en donde la lealtad al Emperador se convirtió en un valor fundamental de Japón (soberanía imperial).

Esta fue a carta de presentación del nuevo Japón al mundo.

Japón un mundo complejo
Creditos:University of Oxford
Creditos:neverendingvoyage.com

La Constitución Meiji (1889), el Edicto Imperial de la Educación (1890) y el Código Civil (1898), sentaron la base de la vida política y social entre los años 1868 y 1945.

Fruto de la política comparada, el Derecho Japonés se había emancipado de la familia jurídica china a fin de incorporarse a la romana abandonando para siempre su estructura feudal. Y manteniéndose inmutables hasta 1947.


Like it? Share with your friends!