Japón planea construir el rascacielos de madera más alto del mundo


Se sabe que los asiáticos tienen el don de hacer que las cosas que uno cree imposibles y desorbitantes sean llevadas a la realidad. En esta oportunidad, Japón no se queda atrás y tiene pensado construir un rascacielos de madera que supera todas nuestras expectativas.

Sumitomo Forestry, constructor y desarrollador inmobiliario, junto a Nikken Sekkei, que lo diseñará, tienen en mente construir un edificio de 350 metros de altura convirtiéndose así en el edificio más alto de Japón y la estructura de madera más alta del planeta. Para tener una referencia, la estructura más alta hecha de madera es un complejo para estudiantes diseñado por Brock Commons Tallwood House en Vancouver, Canadá, de 53 metros.

W350, nombre dado al rascacielos, estará compuesto por un 90% de madera siendo el otro 10% de acero y teniendo un presupuesto de más de 4 mil millones de dólares se estima que para el año 2041 estará deslumbrando a todos aquellos que viajen a Tokio, lugar en donde se ha decidido que será realizada la construcción.

El edificio contará con 70 plantas que estarán ocupadas por hogares (aproximadamente 8.000), hoteles, comercios y oficinas rodeados por vegetación. Esta estructura está siendo diseñada y planeada con gran dedicación, dado que deberá sobrellevar terremotos, fuertes vientos  y posibles incendios que se pudiesen llegar a ocasionar.

¿Por qué madera?

Desde el 2010 la Ley japonesa dictó que todos los edificios que se construyan a partir de la fecha deberían tener al menos en tres plantas madera. Lo que ayuda al medioambiente en las ciudades.

El objetivo de la empresa es “crear una ciudad respetuosa con el medio ambiente, con edificios de gran altura hechos de madera que también ayuden a transformar la ciudad en un bosque”.
Además, esperan que el proyecto popularice la arquitectura de madera y ayude a impulsar la revitalización de la industria forestal en las áreas rurales, así como también el interés en la reforestación.

Otro punto a favor es que la madera almacena el carbono que es liberado por construcciones de acero y hormigón y no lo devuelve a la atmosfera por lo que, además de utilizar material natural, estaría ayudando a “purificar” el medioambiente de Tokio.

Más de 20 años tendremos que esperar para poder ver este inmenso rascacielos, pero estoy segura que una vez que se haya construido será realmente magnífico y marcará un antes y un después en el mundo de las constructoras.

 

Fuente: Inhabitat; Gizmodo;  Redacción y traducción: Magali Solodovsky | Cr Fotos: Sumitomo Forestry | Todos los derechos reservados a Xiahpop® 


Like it? Share with your friends!

Magalí Solodovsky
Mi nombre es Magali Solodovsky, tengo 22 años, vivo en Buenos Aires, Argentina. Amante de la literatura, el Kpop, los videojuegos y los deportes.

0 Comments

Deja un comentario