A lo largo de los años la moda coreana sufrió muchos cambios. Quizás el más notorio en mi parecer es como se pasó de ropa muy detallada y más bien angelical con flores de “princesa de Disney”, a simple, con minoría de detalles en las prendas y tonos neutros o con menor presencia de luz.

Mi análisis personal

Para explicar este fenómeno, me tomé la libertad de buscar una fuente profesional y verídica de las diferentes etapas de la moda coreana más o menos desde el 2010 en adelante. Esta fuente es nada más y nada menos que mi vieja cuenta de tumblr (red social donde se sube principalmente contenido multimedia).

Allí pude encontrar registros visuales de cómo habían avanzado las tendencias, y pude concluir en un análisis contundente.

Moda “tierna” o cute (2010-2014)

Aquí fue el climax de la popularidad de la moda coreana. Miles de adolescentes trataban de copiar estos delicados, floreado y muy pasados de detalles conjuntos.

Los detalles estos años fueron perlas en una primera instancia, bordados, encajes de todo tipo, moños, tejidos vintage, lazos, medias simil bucaneras, volados, etc.

En un primer momento, los looks estaban cargados de detalles que entre sí, generaban armonía.

Luego se simplificó mucho más la vestimenta pero siguió teniendo esas mismas características angelicales y tiernas en cuestión. La indumentaria surcoreana en esta etapa consistía de: camisas, camisolas con cuellos de camisa, mini faldas por lo general acampanadas y con movimiento, pantalones cortos muy detallados, medias largas para el invierno, sweater de colores pasteles y abrigos con muchos detalles para los climas más fríos.

En cuanto al calzado, por lo general era zapatos de tacón no tan altos y no tan finos, guillerminas y zapatitos igual de detalladas que la ropa.

La última etapa de este estilo sería las medias oscuras combinando con ropa clara, que probablemente vino de influencias japonesas.

Moda Colegiala Aesthetic coreana (2015-actualidad)

A partir de este momento la moda coreana dio un giro radical. Ya no se usarían esos vestido o polleras pomposas de antes y de a poco se abandonarían los floreados clásicos para pasar a estampados más abstractos y geométricos, como el estampado escocés. Los colores cambiarían de una armonía de pasteles, a la casual utilización de los mismos, terrosos, rojos vinos, blancos, colores limpios, etc para generar contraste.

Se abandonó parcialmente los bordados, los encajes y los moños. La última estación cálida se implementó mucho la utilización de la pollera tennis o tableada, la marca que fomentó esta tendencia fue Chuu, una marca coreana destinada a las adolescentes principalmente.

Las tipologías suelen ser remeras oversize, sweater de colores apagados, polleras tableadas, pantalones jeans, superposición de prendas superiores, overoles, poleras o turtle neck, sacos de abrigo clásicos y jumpers.

Como calzado se utilizan zapatillas, borsegos de caña baja

¿Sucedió al revés en la cosmética?

En la primera etapa podemos observar un maquillaje natural destacando principalmente las mejillas y los labios pero sin dejar de ser sutil. Los lentes de contacto de esta época son más grandes y oscuros, para dar la impresión de ojos gigantes.

Mientras en la segunda etapa podemos observar un maquillaje más occidental, con una cobertura mayor a la de anteriores años. Los labios y las mejillas ahora se enfatizan más y se implementó el uso de labiales mate con tonos rojo vino, camel y nudes. Los lentes de contacto ya no se centran en el tamaño sino en el color, como podemos ver los más utilizados son los lentes color miel o ambar.

¿Tú qué etapa prefieres?