[Turismo Japón] Oita: paraíso termal

La secretaría de turismo de XiahPop te abre las puertas a un nuevo destino en la isla de Kyuushuu, Japón.
La prefectura de Oita-ken 大分県  es bien conocida por sus aguas termales gracias a la actividad geotérmica de la región. Literalmente, puedes cocinar con el vapor que sale de la tierra.

 

Oh it’s Your OITA

 

Datos sobre Oita

Ubicación

Está situado en el nordeste de Kyushu. Se extiende por 119 kilómetros de este a oeste, y 106 kilómetros de norte a sur, con una superficie total de 6.339 kilómetros cuadrados y una población de 1.177.900 personas. La capital es la ciudad de Oita.

oita-mapa-xiahpop

 

Geografía

La prefectura se divide de norte a sur por una línea tectónica que empieza en la ciudad de Usuki hasta la ciudad de Yatsushiro, en la prefectura de Kumamoto, al oeste de Oita. La Cordillera de Kirishima es un cinturón volcánico que la recorre verticalmente y contribuye a las muchas fuentes de aguas termales que hacen de la región una atracción turística popular. Y a Oita la prefectura con el mayor número de aguas termales en todo el país. Las cordilleras contribuyen al hecho de que el 70% del territorio esté cubierto de bosques, y desde el 1 de abril de 2014, el 28% de la superficie total de la prefectura fue designada como Parques Naturales.

oita-1-xiahpop

 

Historia

Alrededor del siglo 6to Kyushu consistía de cuatro regiones: Provincia de Tsukushi, Provincia de Hi, Provincia de Kumaso y Provincia de Toyo.
La provincia de Toyo fue dividida más adelante en dos regiones, llamadas Bungo y Buzen.
Después de la Restauración Meiji, Bungo y el sur de Buzen fueron combinadas para formar la prefectura de Oita. Estas provincias fueron divididas entre muchos daimyo (señor feudal) locales y por consiguiente nunca se formó una ciudad con su correspondiente castillo.
Según las Crónicas de Bungo, el origen de la palabra Oita fue cuando una emperatriz llamada Keiko visitó la región de Kyuushuu, deteniéndose primero en Toyo-no-kuni, exclamó “Esta es de verdad una gran tierra. ¡Se la conocerá como Okita-Kuni!” que significa “Tierra de los Grandes Campos”, más tarde derivó a Oita.

 

Rutas turísticas

Históricas

La gente de Oita es mayormente budista, es por eso que podemos encontrar una gran cantidad de templos. Tanto los más tradicionales de la mano del templo Usa, construído en 725 A.C.; como los más extraordinarios tallados de Buda en piedra.
El castillo Funai, conocido como Oita Castle Ruin Park, fue construído por Takenaka Shigetoshi en la era de Toyotomi Hideyoshi. Es una cita obligada en primavera para disfrutar de los más de 70 árboles de sakura.

 

Naturaleza

Montañas por un lado y el mar por el otro, uno sólo puede esperar hermosos paisajes. Cascadas de ensueño naturales como Harajiri o Ryumon, o hechas por el hombre como la presa Hakusui. Jardines de flores de colores vibrantes que se extienden por hectáreas, y una vista al mar que quitan el aliento.

 

Onsen (aguas termales)

El punto fuerte de Oita son sus aguas termales (onsen), ya sea al aire libre, en torrentes de agua cristalina o auténtico barro blanco. Algunas con tanta temperatura que literalmente se les denomina inferno. Tal vez el atractivo más curioso de estas aguas es que puedes cocinar en ellas. Algunos hoteles te dejan utilizar el vapor que viene desde el centro de la tierra para que prepares tu desayuno… Todo un lujo.

Y si eso no te convenció a visitar los onsen, tal vez esto lo haga:

 

Cultura

Oita cuenta con numerosos tesoros nacionales, como el Templo Usa, además de una larga tradición porcelana y tejido de bambú. Ya que el budismo es la religión predominante de la zona, muchas estatuas budistas y templos aún hoy permanecen. El Templo Mankoji, que fue fundado en 1352, es un lugar para la práctica de la meditación zen. Antiguas residencias de samurais en toda la prefectura son puntos de interés arquitectónico, como también el Castillo Nakatsu, uno de los tres castillos fortificados con agua salada que drenaron del mar para llenar el foso alrededor de la fortaleza.


Debido a sus zonas costeras, tierras de cultivo, tierras altas y montañas, Oita cuenta con una mezcla de diferentes culturas agrícolas y de pesca. Hay muchos festivales durante todo el año para rezar por cosechas saludables y abundantes cultivos. El Shonai kagura es un festival típico de la zona de Kyuushuu, y por supuesto muy importante también en la prefectura. Por toda la actividad volcánica que encontramos en Oita, el fuego y el agua son protagonistas del festival Hadaka Matsuri, un evento protagonizado por hombres semidesnudos. Imperdible.


Nada está completo en nuestro viaje si nuestros estómagos están vacios. Por suerte, con recursos naturales del mar y las montañas, Oita tiene delicias para todos los gustos. Desde productos gourmet de alta gama como carne Bungo y caballo, pasando por pescados y mariscos, hasta la tradicional tempura de pollo y pikles.


Hoy nos detenemos aquí a seguir disfrutando de toda la belleza de la prefectura de Oita. Pero aún nos queda mucho por recorrer de este hermoso país!



Encargada de iniciarlos en los sutiles recovecos del idioma y la cultura japonesa (como para que no se manden ninguna burrada al cruzarse con un nipón), y especialista en las divas del porno cute, es la responsable de llenar Xiahpop con flores de sakura y sacar el yuri que hay en tí (aunque seas hombre).


A %d blogueros les gusta esto: