Madame Ching, esta lejos de ser sólo una leyenda. Fue una niña pobre real que se adaptó a las circunstancias y le mostró su poder a quienes navegaran por el mar de China.

Su historia ha inspirado a escritores como a directores de cine y por eso, debes conocerla.

La niña que no quería ser pobre.

En el año 1775, provincia de Canton, nacía en el seno de una familia humilde, Ching Shih. Una niña que asombraría al mundo de la piratería y sería temida tanto por Imperios como por sus propios pares. 

Son muchos los nombres con los que se conoce a esta niña que comenzó a ejercer la prostitución a los dieciséis años debido a sus propias necesidades. Un burdel flotante en la provincia de Gaengong, la recibió y allí fue realmente solicitada por su belleza. 

Esto es lo que los historiadores chinos comentan, inclusive el mismo Jorge Luis Borges, encantado por su propia leyenda real, la describe como una mujer, a su manera, muy bella. 

Lejos de su físico, la historia de Ching Shih es verídica y atrapante. 

Relacionado: GUERRERAS DE ASIA, Mujeres que cambiaron la historia.

Ching Shih y Las Banderas Rojas. 

Ching Shih era la favorita de muchos clientes pero, uno en especial le pidió matrimonio. La historia no asegura bajo que términos ella aceptó al capitán Zheng Yi, varias fuentes aseguran que lo hizo a cambio del cincuenta por ciento de la flota que respondía a las órdenes del hombre: Las Banderas Rojas. 

Aunque otras fuentes aseguran de que el pirata asaltó el burdel y la tomó como prisionera, el detalle es mínimo a comparación de un hecho, Ching Shih llegó para mejorar la empresa de su marido. 

Inteligente y estratega, adquirió experiencia de guerra y logró que el número de barcos creciera  de doscientos a  mil quinientos. Su plan era eliminar a competidores y  hacerlos subordinados, logrando una alianza pirata temida por los ejércitos Imperiales

Extendió un nuevo código pirata. Las aldeas que decidían ayudarlos, gozaban de inmunidad a saqueos, aquellos que no lo cumplieran, eran acusados de crimen capital. 

Ching Shih también a condenaba a las mujeres que eran capturadas como prisioneras, aquel hombre que las tocara –con o sin consentimiento– era decapitado y la mujer era tirada al mar. 

Zheng Yi murió en una batalla en 1807. Ching era madre de un niño adoptado en Vietnam que, a penas tuvo la mayoría de edad, pasó a ser su esposo en una maniobra para seguir controlando la flota

Madame Ching contra el Emperador. 

El mar se convertía en su propio tablero de ajedrez, cada vez que el Emperador movía una pieza para deshacerse de los piratas, las tropas de Madame Ming encontraban una oportunidad. 

El gobierno del Emperador Jiaqing (1796-1820), creyó conveniente que las poblaciones costeras abandonaran toda vida y se trasladaran al campo, un movimiento que Madame Ching consiguió como oportunidad de asaltar las propias flotas imperiales. 

Cegado por la ira de que una mujer controlara grandes dimensiones de tierra, mar y recursos, Qing recurrió a las flotas inglesas y portuguesas para que lo ayudaran

Batalla tras batalla, como en una película, los aliados al Emperador cayeron. 

En 1810, le cedieron el perdón a Madame Ching. El Imperio Chino le ofrecía una vida tranquila lejos de los asaltos y los cañones y un puesto en el gobierno a su esposo. Se relata que ella se presentó acompañada de toda su armada, aceptó el trato, asegurando la vida de todos aquellos que la seguían. 

Ching murió administrando su propio burdel y casa de apuestas en donde nació, el mismo Emperador concedió su permiso para que ella y su hijo abolieran su matrimonio para poder casarse con otras personas. 

Su historia hoy. 

Madame Ching ha sido representada en el cuento de Jorge Luis Borges, “La viuda Ching, pirata». Como mencionamos antes, el escritor fue cautivado por la belleza y de los propios relatos poéticos de su historia. 

También, podemos verla representada en la exitosa película de Disney, Piratas del Caribe: “En el Fin del Mundo” (2007). Donde podemos ver una escena inspirada en las hazañas de Madame.

¿Podemos pensar que el papel de Elizabeth en esa película nos habla poéticamente de lo que pudo hacer una mujer pirata real frente a los cañones de tres Imperios? 

Madame Ching representada en la película Piratas del Caribe (2007)

Hoy, podemos saber gran parte de su historia gracias a los escritos de un prisionero extranjero que estuvo cautivo en uno de sus barcos y Madame Ching liberó tiempo después. 

Aquí finaliza otro de los capítulos de mujeres pertenecientes a la historia de Asia,  ¿qué te pareció? 

Fuente y fotos: Wikipedia, Disney Studios, Pinterest, Jotdown.es | Redacción: María Belén Palma  © 2020 Todos los derechos reservados a Xiahpop®