10 cosas japonesas que provienen de China (Parte 2)


Japón es uno de esos países con una cultura y tradiciones milenarias que llevan a muchas personas alrededor del mundo a querer visitarlo, al menos, una vez. ¿Por qué? Porque la historia, las costumbres, su arquitectura, su gastronomía y diferentes artículos llaman la atención de los extranjeros.

Sin embargo, hay varias cosas que la mayoría cree japonesas pero tienen su origen en China. O dicho de otra forma, ingresaron al territorio nipón (normalmente a través de la península de Corea) y se desarrollaron según la cultura japonesa de la época.

En esta nota te mostramos 10 cosas que se encuentran en Japón pero no son originarias de este país.

6- Bonsái

Creo que todos saben lo que es un bonsái, esos pequeños arbolitos en macetas que requieren mucho cuidado. Incluso se han vuelto “famosos” luego de sus apariciones en las reconocidas películas de “Karate Kid”. Sin embargo, aunque puedan estar muy relacionados con Japón, también tienen su origen chino.

Este arte de cultivar en bandeja, significado literal de bonsái en japonés o pénzai en chino (盆 bon/pén = bandeja, 栽 sai/zai = cultivar) existe hace dos mil años y fue en China donde comenzó la historia. Era un objeto de culto para los monjes taoístas ya que representaba un símbolo de eternidad, un puente entre lo divino y lo humano, el cielo y la tierra.

Finalmente, llegaron a Japón hace aproximadamente 800 años atrás, durante el período Kamakura, época en la que las influencias de China y el budismo zen ingresaban por doquier. Su significado estuvo muy ligado a este filosofía simbolizando la “belleza de una austera severidad”.

 

7- Los palillos

Si le preguntamos a alguien qué objeto se le viene a la mente al hablar de países de Asia Oriental seguramente dirá los “palillos chinos”. Efectivamente, estos utensilios para comer tienen su origen en China y se han expandido en países como Japón, Corea, Vietnam, Singapur, Indonesia o Tailandia.

Su nombre en japonés es Hashi y en chino Zhù, ambos utilizan el carácter 箸.  Estos instrumentos entraron en Japón alrededor del siglo VII pero se tienen registros de que los chinos ya los usaban en el siglo XII A.C. Aunque primero fueron de uso religioso y luego para cocinar, poco a poco pasaron a tener la práctica actual para comer.

Además, cada uno tiene diferencias. Los japoneses son más cortos que los chinos y terminan en punta en lugar de los chinos que lo hacen en forma redondeada. Los de Corea, por su parte, son de metal y comúnmente van acompañados de una cuchara.

 

8- El sanshin y el shamisen

Estos dos instrumentos musicales típicos de Japón son muy a menudo escuchados en canciones folkóricas junto a otros como el taiko, el koto y la flauta shakuhachi. Pero como hemos estado viendo en ambas notas, todas estas cosas tienen su origen en China y aquí no hay una excepción.

El sanshin, literalmente tres cuerdas, llegó a las islas del Reino de Ryukyu, actualmente Okinawa, desde China allá por el siglo XV el cual prácticamente no cambio su forma. Desciende el instrumento chino llamado sanxian, una especie de laúd alargado de tres cuerdas con una caja rectangular y redondeada normalmente cubierta de piel de pitón que apareció en el siglo XIII.

A través de Okinawa, se extendió por todo Japón durante el siglo XVI y se transformó en el actual shamisen. Mantuvo su forma alargada, aunque la caja cambió para ser más de un estilo cuadricular cubierta de piel de perro o gato, sin embargo, hoy es de papel.

9- La arquitectura

A primera vista, lo que puede llamar la atención de los extranjeros es la forma de construcción de los antiguos templos, santuarios o castillos japoneses. No sólo en Japón, sino en todo el territorio del Lejano Oriente, ya que una vez más China (y el budismo) ha influenciado a estos países.

Se podrían citar varios períodos históricos donde la arquitectura fue tomando color y convirtiendo al país nipón en lo que es hoy y lo que fue alguna vez. Las primeras eras que podemos nombrar son la Asuka y Nara en las cuales las edificaciones budistas aún continúan en pie en lugares como la prefectura de Nara.

Llegando a la era Heian, momento en el que Japón se vio fuertemente influenciado por China, las construcciones se definieron luego de que un monje llamado Kukai viajara a suelo chino para estudiar un estilo de budismo llamado Shingon. Consigo trajo muchas enseñanzas y entre ellas la arquitectura basada en las pagodas chinas.

La era Kamakura fue testigo de las primeras casa de té para las ceremonias mientras que las eras Azuchi-Momoyama y en especial la Sengoku, constituidas por guerras civiles, necesitaron de la creación de esos inmensos castillos que aún hoy se encuentran en pie.

10- La gastronomía

Por último, no podía faltar lo que a tantos nos apasiona: la comida. La gastronomía japonesa ha sido fuertemente influenciada por China, sobre todo por el consumo del arroz. Aquí podremos citar cuatro alimentos que, aunque son consumidos y reconocidos en Japón, tienen su origen en su país vecino.

-Sushi: Si, aunque no parezca, este conocido comestible nació en China aproximadamente en el siglo IV A.C. como un deseo de preservar el pescado a través del moho que genera el arroz. Aunque, tras la llegada a Japón en el siglo VIII, se popularizó hasta convertirse en el típico plato japonés.

-Ramen: Es bien sabido que esta sopa de fideos se consume todo el tiempo en la tierra del sol naciente, pero su origen se remonta a la China. Se dice que la primera persona que lo probó lo hizo en 1665 cuando le sirvieron una sopa con fideos chinos. Aunque no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que se convirtió en un éxito en Japón debido a su rápida preparación.

De hecho, la palabra Ramen se escribe en katakana, es decir, el silabario japonés utilizado para palabras extranjeras, ya que hay varias hipótesis de su nombre original: 拉麵 lamian, 老麺 laomian, 卤麺 lǔmian o 捞面 lāomiàn. En Japón, antiguamente se lo denominaba 支那そば Shina Soba, es decir, fideos chinos, para luego pasar a ser 中華そば Chuka Soba, con el mismo significado.

-Gyoza: Este tipo de empanaditas o dumplings en inglés son muy comunes en Japón, pero son naturales de China donde llevan por nombre Jiaozi. Llegaron a territorio nipón durante la era Shōwa, en la Segunda Guerra Mundial. Rápidamente fueron adoptadas por la cocina japonesa y adaptadas al paladar japonés.

-Manjū: Es un wagashi, dulce japonés, que procede de un tipo de mochi, o pastel de arroz molido. En China se lo conoce como Mantou y se dice que aterrizó en Japón en el año 1341 cuando un enviado japonés regresó de este país trayendo esta golosina consigo.


Like it? Share with your friends!

Nahuel Murru

Nahuel Murru es Técnico Superior en Periodismo, recibido del Instituto Sudamericano para la Enseñanza de la Comunicación (ISEC). Estudia japonés desde el 2012. Actualmente se encuentra cursando en el Nichia Gakuin y en el Centro Nikkei Argentino . Está, además, interesado en la cultura asiática, tanto como los mangas, animes, doramas, música, deportes y videojuegos, entre otras cosas.