Reseña Webtoon: «Let’s Play» – Temporada 1

3 min


En esta nota les voy a contar sobre “Let’s Play”, un webtoon que se encuentra en boca de todos y no deja de llamar la atención de los apasionados de dicha plataforma.

«Let’s Play» es una creación de Mongie, comenzó a publicarse en el 2017 y desde entonces ha estado subiendo y subiendo su popularidad a medida que avanza la historia. Mongie solo tiene este proyecto subido a la plataforma Webtoon y  en la actualidad aún sigue publicando. ¡Ya lleva cuatro temporadas!

“Let’s Play” trata sobre Sam Young, una chica que tiene problemas de salud (es asmática), por lo que nunca pudo realizar muchas actividades al aire libre y desde chica tuvo que estar hospitalizada debido a la fragilidad que presentaba su salud. Desde ese momento, en compañía de los videojuegos decidió que crearía su propio videojuego y eso es lo que hizo.  

Por el otro lado, tenemos al carismático y popular Marshall Law, que realiza stream mientras juega diferentes videojuegos. Y en una de sus tantas transmisiones en vivo, juega aquella creación que tantos años le ha costado a Sam. Sin embargo, al no comprender del todo de qué iba, lo juega mal, lo que hace que no lo entienda y le dé una “reseña” bastante pobre. A partir de esto, todos los seguidores de Marshall van hacia el videojuego de Sam y le dejan comentarios maliciosos sobre éste sin siquiera haberlo jugado.

Y aquí no termina todo, sino que ahora Sam tendrá que soportar ver la cara de este chico todos los días, ya que se mudó al lado de ella. ¡Noooo! Bueno… aquí comienza esta historia.

Foto: Magui Solodovsky

OPINIÓN

Comencé a leer este webtoon con mucha ilusión y debo decir que hubieron algunas cosas que no me gustaron, aunque los aspectos positivos lo superaron de gran manera.

Hay varias cosas que se podrían criticar que son puramente personales, como por ejemplo que los cuerpos que muestran son, a grandes rasgos, bastante irreales. Todos los chicos que se muestran (a excepción de uno) son esbeltos, musculosos, tonificados, y todas las chicas tienen una gran figura, con pechos prominentes.
No me parece mal, pero que todos los personajes sean de esta manera es un poco raro.  ¿Por qué lo apunto como algo importante? Porque la imagen es algo que está muy presente en estos días, y los cuerpos que muestran son muy homogéneos y bastante irreales.

Por el otro lado, lo que podemos ver bien plasmado y reflejado es cómo la ansiedad, la autoestima, la depresión y la confianza juegan un rol importante en cada uno de nosotros, y cómo las decisiones que tomamos se ven condicionadas (o no) a partir de lo que sentimos y de lo que somos (o creemos que somos).

Hay muchas referencias a diferentes videojuegos con nombres y formatos diferentes pero similares, algo que me gustó mucho y disfruté.

Foto: Magui Solodovsky

Un mensaje que me gustaría destacar, que lo vemos desde el comienzo de la historia, es el hecho de que tenemos que tener cuidado con las cosas que decimos y cómo las decimos, ya que, tal vez a nosotros nos parece de poca importancia pero puede dañar mucho a una persona. En la era de la tecnología, donde las personas se esconden detrás de una pantalla para dejar comentarios maliciosos es algo que se debe reflexionar y tener en cuenta.

Relacionado – Webtoon es la editorial de cómics más exitosa del mundo

Me gusta la manera en que se va desarrollando la historia y cómo se presentan los personajes, además de que en esta temporada podemos ir conociéndolos un poco más a cada uno.
El final de esta primera temporada me dejó con muchas ganas de comenzar la segunda.

Espero que les haya gustado mi reseña, atentos que se vienen otras muy interesantes. ¿Leyeron “Let’s Play”? ¡Contame!

Fotos: pikove; Magui Solodovsky | Redacción: Magali Solodovsky  | © 2019 Todos los derechos reservados a Xiahpop®         


Like it? Share with your friends!

Magalí Solodovsky
Vivo en Buenos Aires, Argentina. Mi mundo se basa en la literatura, los videojuegos, la música. el deporte, familia y amigos. Intento construir un planeta mejor en todos los aspectos posibles; aunque parezca imposible y haya mucho por hacer, no me doy por vencida.

Send this to a friend