Es común escuchar la frase: «no entiendo nada, es chino básico» o la expresión «es un chino» aludiendo a que el idioma chino es «el idioma más difícil del mundo» ¿Será realmente difícil aprender chino?

En esta nota vamos a conocer más sobre el idioma chino, sus técnicas de aprendizaje y develar el misterio ¿Realmente es tan difícil de aprender?

Estefanía: una argentina y el idioma chino

La mejor manera de encontrar la respuesta a nuestra incertidumbre fue hablar con alguien que haya estudiado el idioma chino desde cero. Estefanía Rouco nos cuenta su experiencia:

Empecé a estudiar idioma chino porque era una de las materias obligatorias de mi carrera. Cuando comencé la cursada no tenía nociones previas de la lengua, así que básicamente el aprendizaje fue de cero.

Como todo estudiante, Estefania nos dice que las primeras estrategias de estudio para aprender chino se las enseñó su profesora y que consiste en escribir dos veces los textos que se van estudiando y tres veces los caracteres nuevos, especificando el pinyin (sistema de transcripción fonética del chino al idioma latín) y el significado de cada uno.

Es importante aprender el orden de los trazos, así al momento de escribir caracteres más complejos no terminamos por marearnos. Aunque demore más tiempo, también recomiendo saltear el teclado de la computadora y escribir los ejercicios a mano.

Muchos de los que están leyendo esta nota seguro aman china por sus series, su cine o música. Estefanía nos dice que además del momento de ocio puede ser una gran herramienta de estudio:

Si bien el escuchar música china ayuda a que el oído empiece a reconocer el idioma, personalmente recomiendo ver series. Es más sencillo reconocer las variaciones tonales con las series que con las canciones, especialmente si el programa fue doblado (la mayoría de las series cuentan con doblaje y subtítulos en mandarín, porque muchos actores tienen acentos marcados de las localidades de las que provienen).

Y con el avance de la tecnología, se suman las aplicaciones y programas para aprender un idioma. El chino no es la excepción:

Existen muchas aplicaciones para descargar en el teléfono y empezar a practicar diariamente el idioma. Siento que es mejor dedicarle 15 minutos por día que hacer una maratón de estudio en el fin de semana. Si ya se llega a un nivel básico avanzado, existen muchos libros de cuentos ideados para estudiantes (los famosos “graded readers” o de lectura por nivel) que amenizan el aprendizaje e introducen elementos culturales interesantes (recomiendo especialmente los relacionados con leyendas chinas).

Aprender más sobre cultura e idioma AQUÍ

Viajar a China y la importancia de aplicar lo aprendido

Estefanía viajó en el 2015 por unos meses a China para estudiar el idioma y aprender más sobre su cultura.

Cuando llegué a Pekín tenía pavor de hablar en chino, oscilaba entre usar el inglés o hacer señas para comunicarme. Con los días me fui distendiendo y al salir a hacer las compras empecé a usar las frases que había aprendido previamente. Sirve mucho escuchar a las personas que están a nuestro alrededor, cuáles son los modismos e inflexiones que utilizan.

Nos cuenta Estefanía que al principio tenía miedo de equivocarse, pero que con el tiempo se fue animando.

La mayoría de las personas fueron amables y pacientes, y esto colaboró para que con el paso de los días me fuera relajando. Muchas veces decía algo y veía que me miraban raro, por lo que intentaba repetir o reformular la frase: el problema del mandarín es que si te equivocas con un tono, decís otra cosa. Este es un ejemplo peligroso, en el que suelo equivocarme con los tonos y mi profesora intenta desterrarlo clase por medio:

请问! (Qǐngwèn) La traducción sería “discúlpeme”, y se utiliza al principio de una frase para preguntar o pedir algo.

请吻!  (Qǐngwěn) literalmente, “por favor (un) beso”.

Estefanía te deja un consejo a vos, que estabas dudando en empezar a estudiar chino:

Aprender una lengua que no sea romance, trae dificultades porque las diferencias son muy grandes para los hispanoparlantes. El hecho de que no cuenta con alfabeto, también complica el estudio, porque cada carácter cuenta con un significado y sonido propio que solo se aprende memorizándolo. Recomiendo tener mucha paciencia, existen políglotas que son un prodigio, pero la realidad es que el estudio de este idioma lleva muchos años. Conocí personas que lo estudiaron por una década y aun así no se consideran expertos.

Sin embargo, cada vez que escribo en chino siento que aflora mi veta artística, porque los caracteres chinos evolucionaron desde los pictogramas y hay una relación muy fuerte con lo visual. Al pasar los meses y ya contar con la estructura básica de cómo se conforman los caracteres con los radicales, el ir aprendiendo nuevos sinogramas se asemeja a encajar las piezas de un rompecabezas, y no encuentro que los otros idiomas que estudié tengan una característica similar.

Definitivamente hablar el idioma chino es todo un desafío pero que con práctica se aprende.

Entonces ¿Es difícil aprender chino?

Nos dice Ana Kuo, fundadora de la Asociación Cultural Chino-Argentina, que el idioma chino no tiene más dificultad que otros idiomas, como todo idioma lleva tiempo de aprendizaje y aplicación.

Y destaca como uno de los aspectos del chino es el poder de simplicidad y síntesis que cuneta este idioma.

En chino cada carácter es una unidad autónoma que engloba un significado y es monosilábico. Y tiene un significado.

En este video para Xiahpop, Ana Kuo y Mandarin Lab nos menciona además de este aspecto positivo del idioma chino, otros como: que es un lenguaje inclusivo, que se mantiene hace miles año igual. Además hay una lógica en los caracteres y una vez que aprendes los básicos se hace mas fácil.

Es momento de derribar esos miedos y arrancar a estudiar idioma chino. Les dejamos el enlace de la Asociación Cultural Chino-Argentina para que conozcan sus cursos:

Agradecemos a Ana Kuo, Mandarin Lab y al equipo de ACCA por su tiempo y buena predisposición | Foto: Estefanía Rouco | Redacción y Reportaje: Samanta Farias ©2008-2020 XiahPop | Todos los derechos Reservados | All Rights Reserved