Seguramente habrás admirado esas pieles lustrosas y luminosas en las pantallas de los dramas coreanos o en los videos musicales de Kpop. No todo es genética en esta vida, es importante destacar que ya desde pequeños en Corea se enseña a cuidar y proteger la piel de los factores externos. Es algo que está incorporado en la cultura del país.

Con la cantidad de productos, tips e información que hay dando vueltas puede resultar un poco confuso el tema de la rutina de 10 pasos coreanos.

¿Es necesario hacer los 10 pasos?

Lo primero que hay que saber es que los 10 pasos no son algo que se promocione en Corea sino que surgió como una forma de promocionar el K-Beauty en el resto del mundo.

Recomendado: K-BEAUTY ¿Por qué es el nuevo líder de la cosmética?

La idea de que en Corea se ponen de todo en la cara para lograr la mejor piel no es real. La realidad es que están bien educados en el cuidado de la piel en general y son muy exigentes con lo que demandan y consumen.

Seo Ye Ji y su rutina de cuidado de la piel, sumados a su estilo «no make up» se volvieron tendencia en Asia. Actualmente es modelo de la marca de cosmética «Luna»

La rutina de cuidado es el pilar fundamental para asegurarse que la piel funciona saludablemente y en su mejor estado. Otro fin fundamental es que debe complementar y ayudar cualquier problema que surja de un momento a otro o en diferentes momentos de tu vida. Que ayude a prevenir brotes, ayude a curar la hiper pigmentación (manchas), aliviar la inflamación o picazón, cuestiones que pueden suceder en el día a día.

Hay que estar atentos a sus cambios porque sabemos que también tienen que ver con lo que nos pasa adentro.

Es importante comenzar con lo básico ya que es muy fácil saturarse y querer probar todo lo que vemos, lo que puede llevar a un completo desastre (brotes, picazon, etc…).

Es indispensable construir una fuerte barrera protectora entre nosotros y el mundo externo, por eso necesitamos ayudar a piel a mantenerse hidratada para que siga funcionando fuerte y saludable.     

Estos son lo que se llaman los pasos fundamentales de la rutina, que no pueden faltar nunca, y que va para todas las pieles y edades.

Limpieza

Dependiendo del tipo de piel se utilizan distintos tipos de productos: jabones, bálsamos, aceites, cremas, etc.

La doble limpieza coreana (combinación de limpiador en base de aceite y luego uno de agua) ayuda a la limpieza profunda de la piel. Las cremas, protectores solares, contaminación ambiental, maquillaje, etc. contribuyen a acumular y atraer la suciedad.

Humectación

El corazón de la rutina.Hidratar y suavizar la piel. El humectante forma una capa en la superficie de la piel que evita el riesgo de pérdida de hidratantes existente. Ayuda a corregir la barrera lípida para que la piel pueda lograr un balance de hidratación saludable.

Protección Solar

Proteger y prevenir. Es el método más efectivo para mantener una piel joven y saludable ya que la mayoría de las arrugas prematuras y manchas salen por exponer nuestra piel constantemente al Sol sin protección. La luz ultravioleta ataca directamente al colágeno y elastina de la dermis que son las proteínas principales que hacen que la piel se vea joven, firme y radiante. Finalmente prevenimos lo más peligroso: el cáncer de piel.

Si queres lograr tu mejor piel debés comenzar a realizar una rutina de limpieza e hidratación básica de acuerdo a las necesidades, acompañada de una alimentación saludable lo antes posible.

Es importante destacar que el cuidado de la piel es personal. Lo que puede servir para una piel, puede no servir para otra, por eso es muy importante ante cualquier problema o duda con algún producto tener una consulta personalizada con algún especialista o profesional de la piel.

Sobre la autora:

Soy Melisa Verosto, maquilladora profesional y aficionada a la cosmética coreana. Hace 4 años tengo un estudio de maquillaje donde además doy clases personalizadas y una tienda de K-beauty en Buenos Aires llamad JuliJuli Beauty K-Shop. Me dedico a difundir esta pasión y educar sobre el cuidado de la piel al estilo coreano.