¿Cómo son las mujeres en el manga? ¿Qué rol cumplen en las historias? Estas preguntas han estado en el centro de muchos debates entre seguidores del manga, y en XiahPop también buscamos responderlas.

El manga es un espacio literario lleno de tramas complejas y que abarcan todos los géneros. Pero, para la gente que está algo alejada de este mundo (e incluso para algunos adeptos), quizás la primera imagen que viene a la mente al escuchar la palabra “manga”, son mujeres (niñas) con faldas cortísimas, escotes exagerados y voces chillonas.

FOTO MISA- Misa Amane, en la versión animé de Death Note

Antes de comenzar a ahondar más en el rol de las mujeres, primero es necesario aclarar que, al igual que cualquier forma de entretenimiento occidental u oriental, el manga está en proceso de transformación. Japón posee una base tradicionalista muy fuerte, pero eso no priva a su sociedad de ser dinámica y cambiante, como cualquier otra. Es decir, si bien existen grandes estereotipos establecidos, esta realidad no quita mérito a los y las mangakas que intentan reflejar algo diferente. 

Teniendo esto en cuenta, empecemos.

Las mujeres en el shōnen/seinen

Si bien cualquier persona es libre de elegir la lectura que le apetezca, los géneros del manga influyen mucho en los temas que se tocarán en las historias y en cómo se conciben los personajes. 

Dentro del shōnen y el seinen, las mujeres suelen tener roles pasivos. Son la damisela en apuros, la motivación del protagonista o simplemente un elemento más en la trama.

Las mujeres son moldeadas de acuerdo a lo que se asume es el ideal masculino japonés, el cual es una dualidad constante: kawaii pero sexys; sumisas pero caprichosas; infantiles, pero aptas para tener relaciones sexuales (muchas veces, muy violentas). Sus cuerpos están por demás sexualizados, como es el caso de Erza (Fairy Tail) y muchas de las mujeres de One Piece. Transformadas al animé, sus voces y mohines recuerdan a niñas pequeñas, por ejemplo, Misa (Death Note) o Komari (Little Busters). 

El rol de la mujer
FOTO ERZA- Las armaduras de combate de Erza son demasiado reveladoras y para nada funcionales

Muchas veces son personajes con potencial, que parecen tener algo que aportar a la trama con su carácter o sus habilidades. Hasta que ¡zás! Surge el amor entre ellas y alguno de los protagonistas. Y entonces, su función pasa a ser obsesionarse con él. Un ejemplo de esto, es Sakura (Naruto). Enamorada ciegamente de Sasuke, pese al constante rechazo, ella siempre vuelve a él.

FOTO SAKURA: Sakura es rechazada cruelmente por Sasuke, quien además la ataca

 Por supuesto, hay excepciones, personajes femeninos con personalidades complejas, creíbles y con las que las mujeres reales nos podemos identificar. Por ejemplo, Riza Hawkeye, (Fullmetal Alchemist, creado por una mujer, Hiromu Arakawa), cuya valentía, inteligencia, habilidades que a veces sobrepasan a las del héroe, y firmes valores la hacen destacar. O Marin (Caballeros del Zodíaco), cuyo personaje incluso insinúa una crítica al rol de la mujer japonesa. Ambas son mujeres, pero no son delimitadas a partir de eso. 

FOTO RIZA- Riza Hawkeye, del manga Fullmetal Alchemist

Lo lógico sería concluir que los personajes femeninos en el manga destinado a hombres, son los más atravesados por preconceptos machistas y sexistas. Pero no es tan así. 

Recomendado: [Manga] Koe no katachi «Una voz silenciosa»

Las mujeres en el shōjo/josei: 

Dentro del mundo de los mangas para mujeres, todo se complejizan aún más.

Por un lado, tenemos personajes femeninos protagonistas, y la cantidad de mujeres que participan de manera activa en las tramas es más que en el seinen y el shōnen. Aun así, se continúan repitiendo los clásicos roles y estereotipos de género.

Pero no todo es tan blanco o negro. Todos conocemos a Serena, y sus compañeras (Sailor Moon), ejemplos a seguir para las niñas, debido a cómo son perfectamente capaces de vencer por sí solas a cada enemigo que enfrentan. Pero todas visten polleras, y sus objetos de poder tienen forma de maquillaje… Qué contradicción ¿no? Para la escritora de “Girls and their comics”, Jacqueline Danziger-Russell, esta forma de representación femenina permite a las mujeres “abrazar su feminidad sin comprometer su poder”. 

mujer en manga sailor moon
FOTO SAILOR- Sailor Moon, en pleno combate

En esta clase de mangas también se muestran protagonistas viviendo situaciones más relacionadas con la realidad de las propias lectoras. En Nana, se explora la amistad de dos mujeres con proyectos, miedos, triunfos y fracasos. No son un simple accesorio o motor de trama, ellas toman decisiones y tienen voz propia. En Princess Jellyfish, se desafían estereotipos masculinos: el protagonista masculino se viste ocasionalmente de mujer.

FOTO NANA- Las protagonistas del josei Nana, Nana Komatsu y Nana Osaki

Lo más criticado dentro del shōjo y el josei, son las relaciones amorosas que se presentan como ideales para las mujeres. Frecuentemente, la mujer es la devota de la relación, soportando la ambivalencia y los abusos del hombre. Si bien ellas son más inteligentes emocionalmente que los hombres y más capaces de entender cómo funciona una relación humana sana, esto es muchas veces trastocado en abnegación y sumisión, como sostiene Miranda Richardson en su trabajo “The Nature of Female Representation in shoujo manga”

El futuro de la mujer en el manga

Dentro del manga, como dentro de toda la industria del entretenimiento mundial, encontramos representaciones de la mujer tanto negativas como positivas. Aunque de a poco las cosas están cambiando, queda mucho camino por recorrer.

Es necesario detenerse y reflexionar. No se trata de degradar un género entero para favorecer a otro, o de reducirlo a tres o cuatro características y creer que eso es lo que lo representa. Es decir, de nada serviría quitarles a los personajes masculinos atributos o que estos pasen a ser los ridiculizados y sexualizados. Se trata de romper los estereotipos de mujer y hombre a los que nos hemos acostumbrado para crear personajes realistas, con defectos y virtudes, que no rebosen perfección pero que tampoco sean planos y vacíos. Que no sean moldeados en base a su género, sino en base a reflejar la compleja naturaleza humana, y en base a la necesidad del lector de hallarse en las historias que lee.

Como lectores, podemos (y debemos) exigir más. Ya no tantas damiselas en peligro ni musculosos sin cerebro.

Fuentes: “The Nature of Female Representation in Shoujo Manga», “Gender and Gender Relations in Manga and Anime”, “Girls and their comics”, “Modelos de mujer en el cómic norteamericano y el manga japonés en los años 80”, “Análisis de roles de género, emoción y expresividad a través del manga”, “La representación icónica y narrativa de la mujer en el cómic japonés masculino: el shounen manga y el horror manga”, caninomag.es, El Segundo Xexo| Redacción: Carla Bastien | © 2020 Todos los derechos reservados a Xiahpop®.