Hosteles, hostels, gethouses, pero ¿Qué tal la experiencia de parar en una casa tradicional coreana estilo Hanok? Yo viví esa experiencia y en esta nota que cuento qué me pareció.

¿Qué es un Hanok?

Antes que nada, vamos a definir el estilo de las viviendas tradicionales coreanas para así diferenciarlas del resto. Este estilo se viene transmitiendo durante muchos años sin cambiar los marcos básicos desde la era de los Tres Reinos

Experiencia Hanok

Los materiales, con los que se construían estos hermosos edificios eran barro, piedras y maderas. Actualmente solo se ven los de techos con tejas (conocidos como Giwa) pero antes también se podían ver algunos con techo de paja. Las columnas y las vigas también eran de madera. Por último ventanas y puertas eran revestidas con hanji (papel coreano).

Otro detalle único de los Hanok, es el ondol («piedra caliente»): sistema de calefacción tradicional. El Ondol no solo permite andar sin zapatos, también genera un ambiente agradable para que puedas descansar en el suelo sobre las camas tradicionales coreanas.

Experiencia Hanok, parando en una casa tradicional coreana

Los mejores sitios para parar en un hanok en Seúl están en el distrito de Jongno-gu. Cercano al barrio tradicional Bukchon, templos y los antiguos palacios.

Experiencia Hanok

Un buen hotel al estilo coreano, tendrá al menos 2 detalles que solo se viven en la experiencia hanok: desayuno tradicional y dormir en camas tradicionales coreanas.

El desayuno tradicional puede variar de acuerdo a el lugar en el que elijas parar. En donde yo decidí alojarme, el desayuno consistía en el infaltable arroz y una variedad de banchan (platos pequeños) que iban de verduras y salsas hasta sopas. Principalmente vegetariano.

Experiencia Hanok

Las camas son otra particularidad de los hanok, se arman y desarman todos los días. Se trata de futones que se colocan directamente en el suelo.

Están formadas por el yo, por debajo el iBul y la almohada llamada pyogae. Como ya les contamos, gracias al ondol, es muy reconfortante, porque el piso se siente caliente y es como dormir en una cama térmica.

Que el ambiente sea tradicional no quita que la tecnología no esté presente. Las habitaciones cuentan con decoración tradicional pero en la mayoría de ellas no falta la televisión, el wifi, la iluminación eléctrica y los enchufes en toda la habitación.

Restaurantes y cafeterías hanok

Si lo tuyo es parar en hoteles convencionales, o si ya reservaste el tuyo, no te preocupes, se puede vivir la «experiencia hanok» a la hora de comer.

Existen muchísimos hanok que fueron reconstruidos como restaurantes, donde se vende comida tradicional y hasta pueden comer como lo hacían en la antigüedad, sentados en el piso.

También el rubro de las cafeterías y casas de té son parte de la experiencia hanok. Existen salones de té ubicados por la zona de Bukchon, dignos de ser visitados o cafeterías como el Mirror Room café, donde venden delicioso café y jugos en una casa coreana combinando modernidad con tradición.

Después de esta información que compartí, cuéntanos ¿Vivirías la experiencia Hanok?

Créditos, Fotos y Redacción: Samanta Farias | © 2008-2021 Todos los derechos reservados a Xiahpop®