[Entrevista] Katty: enseñar inglés y vivir en Corea del sur


En anteriores ocasiones les contamos sobre la experiencia de ser extranjero y vivir en Japón. En esta ocasión nos encontramos con la Youtuber Katty que vive en Corea del Sur y nos cuenta su experiencia enseñando idioma en la tierra de la Hallyu.

¿Nos podrías contar un poco sobre ti y qué te llevó a mudarte al otro lado del mundo?

¡Hola a todos! Me llamo Katty y soy peruana-americana. He nacido en Estados Unidos y me quedaba en Perú por 2 a 3 meses cada año cuando era más joven.

Viví 2 culturas – en mi casa y con mi familia, viví una cultura muy peruana y en la escuela viví la cultura americana. Ya que viví en ambas culturas, me dio ganas de explorar otras.

Siempre he pensado en mudarme a otro país porque donde yo vivía, es medio peligroso y también quise cambiar de trabajo después de 6 años.

Quise salir de mi zona de comodidad y de la rutina – viajar e ir a una aventura – perderme en una cultura diferente a la de nosotros y donde no entendería el idioma.

Desde el principio, estuve entre Japón y Corea del Sur. Los dos países siempre me han intrigado por su cultura e historia pero después de aprender más sobre el costo de vivencia en los 2 países, decidí irme para Corea. En ese tiempo yo ya había visto K-dramas y escuchaba K-pop. El idioma suena muy lindo y empecé aprender en casa sola.

La verdad es que no pensé que iba a cumplir ese sueño de mudarme a otro país porque es un paso súper grande y obviamente mi familia no estuvo tan contenta con la idea ¡Pero lo logré! Ahora soy una profesora de inglés en una escuela.

¿Qué tan difícil fue la adaptación?

No fue tan difícil. Yo ya había visto tantos videos en YouTube de otras extranjeras y sus experiencias acá. Aprendí rápido como saludar y frases que uno tiene que decir cuando agradece a alguien o cuando es tiempo de comer.

Lo difícil fue el idioma y aún sigue siendo difícil para mí. La mayoría de la gente (en mi experiencia) son muy respetuosas y todo, pero cuando me hablan en coreano, van a mil millas por hora.

A veces querían explicar algo y yo no entendía. Me frustraba mucho al principio y ahí fue cuando empecé a tomar clases por 2 meses y un tutor una vez a la semana.

Ahora me siento mejor pero aún es difícil cuando tengo que explicar algo en la oficina de inmigración o el banco o cualquier compañía.

Lo BUENO es que no estuve sola. La razón porque no fue súper difícil adaptarme acá es por dos ángeles que me ayudaron desde que llegué a Corea. Son dos profesoras que trabajaron conmigo. Ellas me llevaron a mi apartamento. Hicieron todas las llamadas para mis cuentas. Cualquier cosa que necesitaba, ellas estaban ahí para mí!

¿Nos podrías relatar alguna anécdota sobre los primeros choques culturales que tuviste?

Bueno definitivamente en los metros. En ciertas horas del día hay TANTA gente en la estación que es inevitable tener empujones. De veras me sorprendió a cuánta gente me empujaban.

El primer día que llegue, no podía entrar al metro porque todos se metieron y yo con mi maleta esperando. Pero un señor de atrás cogió mi maleta y entró frente de mí y yo acá como que «OMG me está robando» pero nada. Solo me quiso ayudar. Me lo devolvió después jajaja.

Y ya que estoy en esa tema, también tengo que contarles de como se llena el metro y autobuses. A veces estoy tan aplastada que ni me puedo mover. Una vez en el autobús estuve al frente de un chico y el conductor puso el freno tan fuerte que me caí encima de él. Olí su perfume y dejé marca de mi lápiz labial en su camisa jajaja pero él nada. No se asustó ni nada porque uno acá esta tan acostumbrado que eso ocurra…

Me sentí tan rara la primera vez que fui a una sauna. Estuve completamente desnuda en frente de tantas mujeres ¡y toditas las mujeres nos miraban!

Decidí hacer la exfoliación del cuerpo y las mujeres ahí estuvieron esperando a su próxima clienta con los guantes. Me exfolió cada esquina de mi cuerpo y bruscamente jaja. Tan fuerte fue que la mesa se movía y yo como un pez muerto en la mesa. Ella me levantaba los brazos y piernas. Fue algo súper raro pero después me sentí tan limpia. No quiero decir que duele pero si es como que uno te esta rascando fuerte.

Algo que escucho mucho es «¡Has subido de peso!» «¡Has bajado de peso!» «¡Te ves muy bien!» «¡Te vez enferma!» Acá no hay filtro. Muchos se fijan en tu apariencia y si hay un cambio chico, ¡Te lo dicen! Ya me acostumbré…

Dos cosas súper positivas (y de nuevo esta es mi propia experiencia) es que nadie me hizo piropo desde que vivo acá.

Yo camino sola a casa a todas horas del día y de la noche y nunca escuché un silbo o piropo. Me siento tan segura acá comparado de donde vengo. Eso es algo que estoy muy agradecida.

No estoy diciendo que nada malo puede pasar, simplemente aún no tuve esa experiencia. Pero si es más seguro acá caminar por las noches.

Igual con mis cosas. Yo te dejo mi cartera, celular, laptop y todo en la mesa en un café para ir a usar el baño y cuando regreso ¡Todo sigue ahí! O sea fue un gran shock para mí. Me di cuenta que me estaba acostumbrando y decidí no hacer eso mucho porque nunca sabes…

¿Cómo es un día en tu vida en Corea del Sur?

Me despierto a las 6:30 AM. Me alisto y me voy a la parada del bus y al trabajo (a veces tomo el metro). Camino 10 minutos a mi trabajo y llego como a las 8:40. Enseño 3 a 6 clases al día (3er a 6to grado) y a las 4:40 me voy.

A veces voy al gimnasio, salgo con amistades, o me quedo en mi casita.

Durante el fin de semana, duermo hasta tarde y después salgo con mis amigas y comemos ¡de TODO! Me encanta explorar los cafés, aunque son un poco caritos ¡Pero vale la pena!

En este momento estás enseñando ¿Cómo es ser docente allá? ¿Cómo llegaste a ese puesto? ¿Qué alegrías y complicaciones trajo?

¡Fue una de las mejores decisiones de mi vida! En septiembre de 2017 dije «Katty es tiempo de cambiar tu vida» y busqué formas que pueda vivir en otro país. Encontré que una de las formas es de ser docente ¡El proceso tomó 6 meses!

Empecé a explorar cómo aplicar y todo desde septiembre y en diciembre apliqué para el trabajo con la compañía de EPIK. Primero conseguí una reclutadora con Korvia Consulting y ella me ayudó paso por paso desde que apliqué. Ella revisó mi aplicación y me escribía cuando necesitaba información. Ella fue quien se comunicó con EPIK y solicitó una entrevista para mí.

Fueron dos entrevistas y tuve que mandar tanta papelería y esperar que se comuniquen conmigo para ver si conseguía el trabajo. Esperar fue lo peor porque esperé casi un mes (desde fines de junio). 

Después tuve más tratamientos que hacer y me fui a Corea en Agosto. Tuve una orientación por 10 días para aprender más sobre la cultura coreana y como enseñar inglés efectivamente a los niños. Nos ayudó mucho y después nos dijeron dónde íbamos a vivir. Ahí fue cuando conocí a las docentes de mi escuela y empecé enseñar con ellas.

No fue fácil al principio, ya que nunca enseñé inglés en mi vida. Mis compañeras de mi trabajo me ayudaron mucho y enseñan conmigo. Ahora yo tengo control de todas las clases con más confianza porque aprendí lo que funcionan mis clases.

Los niños son encantadores pero sí hubo niños difíciles para disciplinar aunque nunca estoy sola. Tengo mis compañeras de trabajo que me ayudan. Lo que uno necesita en este trabajo es paciencia, creatividad y tener la mente abierta porque no todos los niños se van a portar como tú quieres.

Aparte de tu familia y amigos ¿Qué otras cosas extrañas?

¡La comida que mi mamá cocinaba!

También el ambiente. El ambiente acá es diferente al de Estados Unidos y Perú.

En los dos otros países siento que uno puede ser amigos con alguien más fácil. La gente es más sociables y hay bulla, pero en Corea la gente se enfoca en sí misma.

Por ejemplo, en Perú o Estados Unidos, si tú ves a la misma persona en la parada del autobús todos los días, naturalmente lo saludas o sonríes o hasta haces conversación. Pero en Corea no es así. Acá uno casi no mira a otra persona (menos a mí porque soy extranjera) y no hay conversación con extraños. Veo a la misma gente en la parada del bus y estación de metro todos los días y no nos saludamos, ni nos miramos jaja ¡Ni con mis vecinos! No es que no son buenos acá, simplemente no hay eso de hablar con extraños.

¿Es muy complicado relacionarte con las personas? ¿Qué tan fácil es hacer amigos?

¡Si y no! O sea sí porque un extraño (en la calle, restaurante, café, lugar público) no se te va a acercar para hablarte y ser amigos. Pero a veces sí ¡Porque YO inicio la conversación con un extraño! Claro que depende, no hablo con todos los extraños, pero si quiero ser amigo con alguien, soy la que me acerco y empiezo hablarle de algo súper random y BAM!

Así fue como me hice amigas y amigos coreanos, dos de ellos son los jefes de dos restaurantes. Primero les hablo sobre la comida que sirven y me preguntan de dónde soy (normalmente es la primer pregunta) y de ahí seguimos.

La cosa es que soy extrovertida. Para alguien que sea introvertido puede serle más difícil. Pero no imposible. También uno naturalmente se hace amigos con compañeros de trabajo o en la universidad ya que se ven todos los días. Recuerda que para ellos es difícil empezar la conversación porque son tímidos por la idioma. La mayoría de mis amistades son latinas y las conocí por amigas en común. Y otras por la orientación cuando llegué a Corea.

Tuviste un encuentro con el grupo KARD. ¿Nos podrías dar más detalles sobre ese evento?

Fue para un video de YouTube en el canal de ZanyTV. Necesitaban a algunas personas de diferentes países para que los miembros de KARD adivinen de qué país son. El episodio fue corto y KARD estuvo a otro lado del cuarto pero pudimos interactuar con ellos. Ellos son realmente divertidos y chistosos así como lo ven en la tele y entrevistas.

Me encantaron sus energías positivas y me hicieron reír un montón. Me sorprendió cuando adivinaron porque respondieron correctamente.

Ellos de veras aman la cultura latina y tienen ganas de aprender más español. Ojalá que los pueda ver de nuevo.

En este momento la Ola Hallyu pegó muy fuerte fuera de Corea del Sur ¿Piensas que dentro del país es algo de lo que se toma conciencia? ¿Cómo lo toman? ¿Cómo viven ellos su cultura?

¡Sí! ¡Hasta yo me sorprendo al ver que lejos llego la Ola Hallyu! Cuando BTS y BLACKPINK fueron a Estados Unidos, mis amigas me mandaron varios textos.

Yo sé que la Ola Hallyu es fuerte en Corea pero no supe qué tan fuerte era en otros países hasta que ví los videos. Sí vi algunos noticieros que hablaron sobre los conciertos de BTS y también algunos programas americanos. Pero no es tan frecuente y no tengo tele tampoco.

Diría que muchos coreanos no saben qué tan fuerte es la Ola. Mis compañeras de trabajo siempre se sorprenden cuando les digo que hay personas en norte y sur de América a las que les encanta el K-Pop ¡No lo pueden creer! Creo que es porque muchos de estos videos lo pasan más en YouTube que en la tele.

Acá hay muchas fans en línea y algunos se juntan en lugares para una cita. Eso sí, siempre escuchas K-pop en las calles de tiendas ¡Siempre! Y a veces bailo un poquito jajajaja.

¿Qué planes tienes para el futuro?

Aún no estoy segura en lo que me quiero enfocar. Me gusta enseñar a los niños pero no sé si quiero hacer eso por el resto de mi vida.

Empecé mi canal de YouTube pero también pensé en hacer algo en una estación de radio o empezar un podcast. Me encanta hablar y contar historias pero ya veremos lo que el futuro tiene guardado para mi.

¿Qué consejos le darías a las personas que están pensando en irse a vivir a Corea del Sur?

Primeramente, ten la mente abierta. Prepárate porque la vida de una extranjera es diferente a la de los de coreanos. Mucha gente te va a mirar fijamente en el autobús, metro o en la calle. O sea te vas a sentir como un ídolo a veces jaja.

Habrá personas que no te van a entender entonces sugiero que aprendas coreano antes de venir. Aprende más que «hola, gracias, disculpa». Inglés también sería bueno, pero yo sugiero más el coreano. Hay mucha gente buena y respetuosa pero también vas ver personas que no lo son que te empujan en el bus o metro. Es súper común que pase eso.

Es un país mucho más seguro que mi ciudad PERO tampoco te confíes mucho. Tuve dos malas experiencias aquí con hombres que me siguieron cuando estuve caminando sola en la noche. Camine súper tarde porque mi casa es muy cerca de los lugares a los que voy entonces a veces no tomo taxi. Siempre estoy vigilando.

Al fin, habrá costumbres que no te gustaran como cuando comen ramyeon y hacen bulla o cuando fuman en lugares que no corresponda pero en general, me encanta este país por las experiencias buenas que tuve y las amistades que hice.

Piensa con la mente abierta y no tengas miedo de hablar con un extraño. Más seguro es que ella o él sea tímido pero pueden hacerse muy buen amigos como yo.

Sí quieren saber más sobre Katty no dejen de seguirla en sus redes sociales.

Entrevista: Estefanía Figueroa | © 2019 Todos los derechos reservados a Xiahpop®


Like it? Share with your friends!

Estefanía Figueroa
Hola, me llamo Estefanía, como cinéfila, lo primero que me relacionó a Asia fue su cine, pero muy rápidamente me ví envuelta en una cultura hermosa, compleja y fascinante.