Mitos y leyendas de la antigua China

4 min


Hoy vamos a compartir algunas leyendas y mitos de la antigua China que tienen una riqueza y magia única, como pocas civilizaciones en el mundo.

Las leyendas en China han marcado su tradición, sus festividades más destacadas y muchas de sus costumbres.

Algunas de estas leyendas tienen un origen incierto e incluso difieren de acuerdo al libro o la región en la que son conocidas.

Hoy compartimos algunos de estos mitos y leyendas con ustedes. Estos extractos solo son unos de los varios que encontrarán en Internet. Depende mucho de su traducción y la época en que han sido adaptadas o transmitidas.

Los amantes mariposa

Una joven llamada Zhu Yingtai decide disfrazarse de hombre para poder estudiar en Hangzhou. Camino a esta ciudad se cruza con Liang Shanbo, un compañero de escuela de la misma provincia. Tras varios años de estudio compartidos su relación se estrecha cada vez más. Zhu ofrece a Liang un arreglo matrimonial con su ficticia hermana de 16 años. Cuando Liang viaja a la casa de Zhu, termina descubriendo que en realidad Zhu es una mujer.

Los jóvenes inician una relación, que se ve interrumpida debido a que Zhu estaba comprometida con un hombre de una familia rica llamado Ma Wencai, un compromiso arreglado por sus padres. Liang, ahora magistrado del condado, se deprime y muere ante esta noticia.  El día del casamiento entre Ma y Zhu un remolino de viento  impide que el cortejo nupcial se aleje mas allá de la tumba de Liang, por lo que la novia deja la procesión y se encamina a presentar sus respetos a Liang. La tumba se abre, y Zhu ingresa a ella.

Los espíritus de Zhu y Liang se convierten en un par de mariposas y salen de la tumba. Vuelan a la par y nunca más son separados.

Origen de la leyenda

Esta historia tiene su origen más remoto en la dinastía Tang. Y también está recogida en varios registros oficiales, como en las Crónicas del distrito de Yin o las crónicas de la prefectura de Ningbo.

Además de tener óperas chinas basadas en esta, un concierto para violín y varias adaptaciones para el cine y la televisión. La más reciente de todas la serie “Liang Shan Bo Yu Zhu Ying Tai” (2007) con Peter Ho y Dong Jie como los amantes trágicos, y la película “The Butterfly lovers” (2008) con Wu Chun y Charlene Choi en los papeles principales.

Jing Wei y la princesa que quiso secar el océano

Shen Nong, emperador de la antigua China, tenía una hija llamada Nü Wa. Además de ser  su preferida, compartía el  nombre con la diosa creadora del mundo y de los hombres, Nü Wa la Madre del Mundo. La princesa tenía una gran afición por el mar y la navegación. Adoraba sentir el constante balanceo de su barca, y observar a las aves que pasaban sobre su cabeza. Se dejaba arrastrar por la corriente sin importarle lo que pudiera llegar a pasarle.

Pero un día, cuando se encontraba navegando muy alejada de la orilla, sobrevino una terrible tormenta que hizo naufragar su barca. La arrojó a lo más profundo del mar, donde encontró la muerte. Nada pudo hacer su padre, el emperador, más que llorar la muerte de su hija predilecta. Pero el alma de Nu Wa convirtió su amor por el mar en un odio sin límites. Se convirtió en Jing Wei, un ser extraordinario con forma de ave, la cabeza adornada con muchos colores, el pico blanco y las patas rojas, para buscar una forma de vengarse del mar, que le había arrebatado la vida.

Una vez que logró sobrevolar el océano, se dirigió a las olas diciéndoles que arrojaría ramas y piedras al mar hasta conseguir llenarlo, para que nadie más pereciera ahogado. Pero el mar, consciente de su inmensidad y poder, simplemente se rió,asegurándole que aquello que pretendía era algo imposible. Pero el espíritu de la joven no se rindió, y se encaminó a tierra firme, donde el ave recogió ramas y todo lo que encontraba a su paso con el pico, y poco a poco, fue arrojándolo al mar. Se dice que aun hoy en día, el espíritu de la princesa, en el cuerpo de Jing Wei, sigue en su empeño de secar el océano.

De esta popular leyenda surge la expresión china de “Jing Wei llenando el mar” (精卫填海) como símbolo de obstinación  y perseverancia ante posibilidades que aparentan ser imposibles.

Hua Mulan

Para ocupar el lugar de su padre en el ejército, Mulan decide disfrazarse de hombre. Tras cumplir con el servicio, el Emperador le ofrece los más altos honores, pero Mulan decide rechazarlos, y solo pide un caballo para regresar a su hogar. Cuando sus compañeros del ejercito deciden visitarla en su  casa, descubren que Mulan en realidad era un mujer.

El poema mandarín en el que se basa la leyenda termina de la siguiente manera: 

(…) He abierto la puerta de mi cuarto oriental, y en el occidental me he sentado en la cama. Me quité la armadura que llevaba en la guerra y me he puesto la ropa que llevé en otro tiempo. Delante del espejo, cerca de la ventana me he peinado el cabello enmarañado y he adornado mi frente con pétalos dorados.» Cuando Mulan salió ante sus camaradas, todos se sorprendieron. Se quedaron perplejos. Doce años estuvieron con ella en el ejército y ninguno sabía que era una muchacha. Las patas del conejo saltan más, los ojos de la hembra son algo más pequeños, máxime cuando ves un par corriendo por el campo, ¿quién logra distinguir la liebre del conejo? (…)

Adaptaciones de la leyenda de Mulan

La leyenda de Mulan tuvo muchas adaptaciones y la mayoría hemos visto la película de Disney. En el 2009 se estrenó la superproducción china “Hua Mulan” protagonizado por Zhao Wei y Chen Kun. En la serie norteamericana “Once upon a time” también aparece el personaje de Mulan.

Así finaliza mi post en Xiahpop sobre leyendas y mitos populares de China. Espero que les haya gustado, y si tienen alguna opinión o sugerencia o más leyendas para compartir, no duden en hacerlo en nuestras redes.

Redacción: Fei Fotos: yilileon en Pixabay  © 2016 Todos los derechos reservados a Xiahpop®