Yoshio o “el samurái de la canción”, como fue conocido durante su larga carrera, fue un cantante, actor y conductor mexicano-japonés, conocido por ser el intérprete de populares temas como “Lo que pasó, pasó”, “Samurai” y “Reina de corazones”.

Sus raíces

Su padre, Yoshigei Nakatani, fue un inmigrante japonés que llegó a México en 1932 para trabajar en un almacén ubicado en La Merced, un histórico barrio en la Ciudad de México, llamado “El Nuevo Japón” haciendo botones con concha nácar. Conoció a su madre, Emma Ávila, en la azotea de la vecindad en donde vivían, mientras él subía a la azotea a cantar (algo que le apasionaba) y ella a lavar la ropa de su familia. Según contó Yoshio,

Mi padre le preguntaba cómo se decían las cosas en español y al año se casaron. Nunca habló bien el español, pero se daba a entender.

Yoshio, el cantante mexicano que se transformó en el samurái de la canción
Foto de sus padres Yoshigei Nakatani y Emma Ávila

El samurái de la canción

Siendo el más joven, Gustavo Nakatani Ávila o Yoshio, su nombre artístico dado por su padre y que significa “hombre noble”, inició su carrera como cantante de una banda de rock a inicios de los 70 después de abandonar la escuela. Alcanzaría un gran reconocimiento al ganar el primer lugar en el Festival OTI, con la balada “Lo que pasó, pasó”, siendo reconocido junto a grandes intérpretes populares de México como Camilo Sesto, Juan Gabriel y José José.

Yoshio, el cantante mexicano que se transformó en el samurái de la canción
“Samurai”, uno de sus discos más populares

Irónicamente, Yoshio no hablaba nada de japonés debido a que su padre trabajaba entre semana y los fines de semana se iba a jugar póker con sus amigos. Eso no le impidió ser elegido para representar a México en el Festival de la Canción Popular Yamaha en 1982, el cual se llevó a cabo en Tokio, Japón. Allí obtuvo medalla de plata con la canción “Enséñame a querer” y la de oro por ser el mejor intérprete absoluto. De paso, aprovechó para conocer parte de su familia.

El cantante, además, tiempo después interpretaría “A mi manera” en japonés en varios programas de televisión.

Recomendado: [Entrevista] Campeones argentinos de Kung Fu: cuando el deporte se vuelve filosofía de vida

Otros trabajos

Su popularidad le permitió ser conductor de radio y televisión e incursionar como actor en telenovelas mexicanas como la interesante y galardonada telenovela mexicana “El pecado de Oyuki” y en “Casos de la vida real”. Además, en los principios del 2000 fue conductor de un programa en MVS llamado «Ahora toca», dedicado a presentaciones musicales.

Yoshio, el cantante mexicano que se transformó en el samurái de la canción
Yoshio, Ana Martín y Boy Olmi

Recomendado: [Entrevista] Artes Marciales: Rey Samuraí

Dato curioso

Su padre inventó los cacahuates japoneses. Según cuenta su padre en su libro autobiográfico “Ese árbol aún sigue en pie”, después de perder su trabajo en la fábrica de botones con concha nácar debido a la Segunda Guerra Mundial, comenzó a preparar y vender muéganos en La Merced junto a su madre gracias a su experiencia como aprendiz de dulcero en su natal Sumoto. El éxito y reconocimiento que lo impulsaron a elaborar el oranda, una tira alargada de trigo y aderezada con sol.

Tiempo después, impulsado por la nostalgia, Nakatani, trató de imitar una receta de cacahuate que comían en Japón hecha con harina de arroz y soya, pero debido a que en México no contaban con los ingredientes los sustituyó con ingredientes mexicanos.

El éxito de este último producto fue tal que, con ayuda de sus vecinos soldadores, lograron construir máquinas que facilitarán la producción de los cacahuates, y en 1950, crearon la empresa Nipon comenzaron a venderlos en bolsas de celofán rojo, con la figura de una geisha que dibujó Elvia, la hija menor de Nakatani.

Yoshio, el cantante mexicano que se transformó en el samurái de la canción
Cacahuates

Recomendación: La historia de la argentina que fue Princesa de Siam

Su legado

Aunque su época dorada fue durante los 70s y los 80s, logró lanzar 26 discos en toda su carrera, y se mantuvo haciendo conciertos y presentaciones ocasionales, además de apoyar a impulsar la carrera de cantante de su hijo Yosh Kaizan. Recientemente el cantante realizaba ocasionalmente conciertos desde su casa a través de su Facebook oficial para entretener a sus seguidores durante la cuarentena debido al coronavirus.

Desafortunadamente, su carrera de 50 años se vería terminada el pasado 13 de mayo de 2020, Yoshio perdió la vida debido a complicaciones en su salud a causa del COVID-19 a la edad de 60 años. Pero su historia y legado siempre serán recordados como el querido y respetado Yoshio, “el samurái de la canción”.

Fuente: Radio Fórmula, Revista Clase, Conexión Migrante, @Fafhoo, Milenio, Noticieros Televisa, Puente Libre.mx | Video: El Chamán – Crónica del Adiós a Yoshio | Fotos: Twitter @Fafhoo y @YoshioOfficial, El financiero | Redacción: Nora Almazán | © 2020 Todos los derechos reservados a Xiahpop®