China: conoce las nuevas prohibiciones en videojuegos


Se dieron a conocer las restricciones que ha puesto el gobierno de China hacia los videojuegos para que puedan ingresar al país: sangre, cadáveres, el mahjong y el póker.

Entrar en China cada vez es más complicado, por las prohibiciones, y esto afecta en gran manera a las compañías de videojuegos ya que allí residen más de 1.4 mil millones de personas.

Los requisitos y restricciones son comprensibles y un tanto curiosos. No se permitirán videojuegos como el Mahjong, Póker, aquellos que traten sobre temas de la historia imperial del país, nada de cadáveres, y nada de sangre sea del color y la textura que sea. Es decir, que por más que sea de color verde y viscosa (como el slime) no se le permitirá su difusión.

Relacionado – ¡Conoce los videojuegos asiáticos ganadores de los BAFTA 2019!

Estas restricciones se suman a la prohibición de pornografía que ya se encontraba vigente.

Las nuevas regulaciones requieren que los desarrolladores y editores divulguen información sobre el videojuego como capturas de pantallas, y scripts detallados; además se les solicita que comuniquen que funciones tiene presente para poder frenar la adicción al videojuego, además del gasto en exceso.

El hecho de que los videojuegos se han vuelto una adicción es conocido, no solo en China sino a nivel mundial. Pero allí comenzó mucho antes. Ya en el 2007 se comenzaron a poner restricciones para juegos de computadora y ahora se aplicarán también para juegos móviles.

Relacionado – ¿Qué son los Esports?

En un mundo donde la adicción a los videojuegos parece no tener fin, China ha decidido tomar cartas en el asunto y restringir la manera en que su población puede o no puede disfrutar de los mismos.

¿Cuál es tu opinión al respecto?

Fotos: The New York Times; Dazed |Fuente: Gizmodo | Redacción y traducción: Magui Solodovsky  | © 2019 Todos los derechos reservados a Xiahpop®         


Like it? Share with your friends!

Magalí Solodovsky
Vivo en Buenos Aires, Argentina. Mi mundo se basa en la literatura, los videojuegos, la música. el deporte, familia y amigos. Intento construir un planeta mejor en todos los aspectos posibles; aunque parezca imposible y haya mucho por hacer, no me doy por vencida.