Kaichō wa Maid-sama!: enamorate de Usui y Misaki

1 min


El manga y anime “Kaichō wa Maid-sama!” ha sido uno de los clásicos del género shōjo que seguramente hayas escuchado o incluso has visto alguna imagen.  Aquí te contaré sobre esta gran historia de amor.

Creado por Hiro Fujiwara “Kaichō wa Maid-sama!” comenzó a publicarse en el 2005 y terminó su publicación con 18 tomos en el 2013, sin embargo el anime comenzó y terminó en el 2010.

Relacionado – Reseña manga: Fruit Basket, una historia única

En esta historia nos encontramos con Misaki Ayuzawa quien es presidenta del consejo estudiantil en la secundaria Seika donde las mujeres se enfrentan a una gran diferencia en cuanto a los hombres y Misaki hará lo imposible para que esta brecha se achique.

Sin embargo, nuestra respetada Misaki, tiene un gran secreto que no podrá revelar… trabaja en un maid-cafe. Por nada del mundo nuestra protagonista quiere que sus compañeros se enteren de este hecho ya que considera que es vergonzoso.

Kaichō wa Maid-sama!

Y todo fluía de manera correcta en su vida hasta que el carismático, rubio y roba corazones de Takumi Usui se entera que ella trabaja en un maid-café pero promete guardar su secreto lo que llevará que ellos comiencen a tener una relación cada vez más cercana.

Relacionado – Reseña: Sakura Card Captor

Es una historia super divertida, con momentos románticos que te roban el corazón y con personajes que no dejarán de sorprenderte y hacerte reír.

Kaichō wa Maid-sama!

El anime tiene 26 capítulos y un OVA, mientras que el manga tiene 18 tomos y un total de 85 capítulos.

Pueden leer la reseña del manga ingresando aquí.

Espero les haya gustado esta pequeña recomendación y si aún no lo han visto/leído, le den una oportunidad.

Fotos: ramenparados; Giphy| Redacción: Magali Solodovsky  | © 2019 Todos los derechos reservados a Xiahpop®         


Magalí Solodovsky
Vivo en Buenos Aires, Argentina. Mi mundo se basa en la literatura, los videojuegos, la música. el deporte, familia y amigos. Intento construir un planeta mejor en todos los aspectos posibles; aunque parezca imposible y haya mucho por hacer, no me doy por vencida.