China parece haber superado el pináculo de contagios del nuevo coronavirus COVID-19. Mientras el resto del mundo batalla contra su propagación, el epicentro del virus parece haber sido controlado la epidemia con eficacia. Y sienta un precedente para otras ciudades en la misma situación.

En el mes de diciembre en la ciudad de Wuhan, China, se detectó un nuevo tipo de coronavirus que habría surgido de los mercados «mojados» (venta de animales vivos). Rápidamente se convirtió en una epidemia por su fácil transmisión lo que provocó que el gobierno chino tomará medidas extremas para detener los contagios.

La primer medida de fuerza fue aislar completamente a la ciudad de Wuhan y declarar cuarentena con multas y cárcel para aquellos que la rompieran. Esta cuarentena se fue replicando en otras ciudades de China. El país entró en un periodo de parálisis económica y social.

China sacrificó su economía por el bien de la salud pública. Incluso construyó dos hospitales temporales en una semana para recibir especialmente a los enfermos de coronavirus. Todas estas medidas de prevención provocaron que poco a poco fueran disminuyendo la cantidad de contagios. Los números exorbitantes que al principio mostraban una curva de crecimiento imparable empezaron a volverse menos notorios.

El día de ayer China registró 15 nuevos infectados y comenzó poco a poco a reactivar su economía. La cantidad de infectados actualmente es de 80.788, las muertes alcanzaron la suma de 3.158 y se recuperaron 61.582 personas.

Algunos de los pasos más efectivos que China ha tomado son reducir la tasa de transmisión alentando el trabajo desde casa, cerrando escuelas y prohibiendo grandes reuniones.

David Aikman, Chief Representative Officer, World Economc Forum, China

Las recomendaciones de la OMS para reducir la infección por coronavirus:

Las medidas de China para disminuir la propagación del coronavirus

Fuente: weforum.org elpais.com | Redacción: Miki Farias © 2020 Todos los derechos reservados a Xiahpop®