El Castillo de Nijō, ubicado en Kioto, Japón, esconde un curioso secreto: el extraño sonido que produce el piso de madera al recorrer sus pasillos.

El Castillo Nijō con una superficie total 275.000 metros cuadrados, forma parte del conjunto de Monumentos históricos de la antigua Kioto declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1994.

Recomendado: Nara antigua, Patrimonio de la Humanidad

Durante el reinado de Tokugawa Iemitsu en 1626 se terminó de construir para los shogunes. Aunque la capital del país era Edo (Tokio), en Kioto residía la Corte Imperial. Sufrió varias catástrofes como el alcance de un rayo en 1750 que destruyó el castillo central e incluso un incendio en 1788 que obligó a dejarlo abandonado. En 1940 fue reconstruido y abierto al público.

El piso ruiseñor

Llamado «piso ruiseñor»Uguisubari ( 鴬張り) en el idioma original, este estilo de piso está diseñado para producir un peculiar sonido cuando se camina sobre él. Unos clavos especiales están estratégicamente distribuidos debajo de la madera. Y bajo determinado peso se escucha un sonido «parecido» al canto de un pájaro.

Uguisubari ( 鴬張り) Ph: TripAdvisor

¿Cuál era el objetivo de este piso?

Si alguien lograba colarse en el castillo para intentar lastimar al shogun, el piso lo delataría. Para el intruso solo sería el piar de unos pájaros, pero para los residentes del lugar sería una clara alarma.

A continuación pueden escuchar grabaciones que realizaron turistas en el famoso castillo y comprobar si el sonido es parecido al canto de los pájaros o se necesita mucha imaginación para escuchar el pío del ruiseñor:

Video: SivrajSix Fuente: Castillo Redacción: Noel © 2020 Todos los derechos reservados a Xiahpop®